JÚPITER Y SATURNO EN LA LUCHA POR EL PODER POLÍTICO

                Dialéctica del Poder, en el ciclo combinado de Júpiter y Saturno

lucha dioses

En la antigua mitología grecorromana dos personajes protagonizaron una feroz lucha por el Poder. El titán Kronos, hijo de Uranos y Gaia, devenido en dios, que los romanos llamaron Saturno, y su hijo Zeus, salvado de una prematura muerte por su madre Rea, quien lo escondió  recién nacido, para que no corriera la misma suerte de sus hermanos mayores, que habían sido engullidos por el padre devorador, temeroso que alguno de ellos lo destronara, como le había sido vaticinado.

Cuando Zeus alcanzó la edad adulta, aconsejado y ayudado por Metis, la encarnación de la Prudencia, le suministró una sustancia a Kronos, que provocó que éste vomitara todos los hijos que se había tragado, y éstos regresaron a la vida.

jupoter dios

Con la colaboración de sus hermanos renacidos, Zeus, a quien los romanos denominaron Júpiter, encabezó una rebelión generacional en contra de su progenitor y los titanes que duró más de una década, hasta que finalmente Saturno fue desterrado y sus hijos varones se repartieron el Poder, correspondiendo a Zeus la máxima jefatura, a Hades (Plutón) el inframundo o reino de los muertos, y a Poseidón (Neptuno) el gobierno sobre los mares. Así comenzó en el Inconsciente Colectivo la dialéctica de la Lucha por el Poder.

Saturno dios

Dos fuerzas se enfrentan desde siempre.  Una conservadora, afincada en el tiempo (Kronos), que domina a través del miedo, generando temor en los gobernados y guiado por el pánico a perder el poder y sus beneficios. Es una fuerza que limita, controla y reprime bajo la consigna de la seguridad.  Es la fuerza representada por Saturno, castrador (de su padre, Uranos) y devorador (de sus hijos).

Del otro lado está la fuerza insurgente, una energía renovadora y expansiva, que intenta romper los límites, que ofrece amplitud de horizontes, que abre compuertas y que desata nudos. Representa el ímpetu indetenible de la vida, con el vigor de las nuevas generaciones y el aporte de nuevos ideales. Implica romper con el pasado e inaugurar nuevas épocas. Es la fuerza representada por Júpiter, liberador e impulsor.

LOS DOS PLANETAS Y SUS CICLOS

A los antiguos estudiosos del Cosmos se les ocurrió otorgar nombres de deidades y personajes mitológicos a las constelaciones celestes y a los planetas que, junto a Sol y Luna, integraban nuestro sistema estelar. Posiblemente, ello se debió a la creencia de que tales astros eran, o representaban, sus respectivas fuerzas divinas.

Los dos planetas más distantes del Sol y de nuestra Tierra eran para entonces Júpiter, el más grande de todos, y Saturno, el más lejano, indicador de los límites celestes. Uno por su volumen, y el otro por los anillos que le rodean, sugerían la idea de grandiosidad y de limitación, respectivamente. Así, calzaban muy bien las características del astro con las cualidades referidas al dios del mismo nombre.

Con el descubrimiento de Urano en 1781 acabó la idea de que Saturno representaba los límites del Sistema Solar. A partir de entonces, y con la incorporación de Neptuno, Plutón, demás asteroides y planetoides, Júpiter y Saturno pueden ser ubicados a una distancia media del Sol, comparado con el resto de planetas. No son tan cercanos como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte, ni tan lejanos como Quirón, Urano, Neptuno o Plutón. Por eso, la duración de su traslación alrededor del Sol es mediana: 12 años para Júpiter, y 29.5 años, para Saturno.

El tiempo terrestre que tarda cada uno de los planetas en recorrer la esfera zodiacal corresponde al respectivo ciclo planetario. En el caso de Júpiter, su ciclo es de doce años, mientras que el de Saturno es de 29.5 años. Ambos ciclos pueden ser asociados con etapas en el desarrollo de la vida humana individual y su relación con lo social. En el siguiente cuadro podemos visualizarlo.

                                                  CICLO DE JÚPITER: 12 AÑOS

jupiter planeta

CICLO EDAD – AÑOS CARÁCTER
1 0-12 Niñez: crecimiento físico, mental, emocional.
2 12-24 Adolescencia a adultez. Desarrollo intelectual, emocional, sexual.
3 24-36 Adultez: responsabilidades para con profesión, familia, sociedad.
4 36-48 Plenitud del desarrollo personal y social.
5 48-60 Madurez. Compromiso personal y conciencia social.
6 60-72 Retiro: revisión e introspección de la vida social.
7 72-84 Vejez: recapitulación vital, inquietudes en lo espiritual y moral.

                                                 CICLO DE SATURNO: 29.5 AÑOS

saturno planeta

CICLO EDAD – AÑOS CARÁCTER
1 0-29.5 Crecimiento físico-mental-emocional y adquisición habilidades
2 29.5-59 Responsabilidad con la sociedad: profesión y reconocimiento.
3 59-88.5 Recogimiento: retiro e introspección. Autoevaluación personal.

Como puede apreciarse, en los cuadros precedentes, los ciclos tanto de Júpiter como de Saturno, aunque tienen un carácter individual en los procesos de crecimiento, se refieren al componente social de la existencia humana. Por ello, ambos astros son considerados “sociales”. En el caso de Júpiter, vinculados más con la noción de crecimiento y expansión, mientras que en el de Saturno, asociados con el concepto de madurez, responsabilidad y limitación.

Podemos observar cómo la dialéctica entre expansión y contracción se acentúa en distintos momentos del desarrollo personal, pero hay también un momento en la vida en que ambos ciclos coinciden (entre los 59 y 60 años), representando una especie de conciliación o síntesis dialéctica entre ellos. Es la oportunidad para la integración de los opuestos, y por tanto, para asumir una visión más equilibrada de la propia experiencia vital, ahora en las puertas del retiro de la vida pública o profesional.

EL CICLO CONJUNTO JÚPITER-SATURNO Y SU INCIDENCIA EN LO POLÍTICO

jupisatur

Si a nivel individual cada uno de los ciclos de estos dos planetas representa una etapa de desarrollo en el plano social, su incidencia parece cobrar más fuerza cuando los analizamos en conjunto. Para ello debe seguirse el patrón básico del ciclo sinódico de la Luna (de un Novilunio al siguiente) y sus cuatro fases: nueva, creciente, llena y menguante.

En el caso de Júpiter y Saturno el equivalente al Novilunio sería la conjunción entre los dos astros en el mismo punto zodiacal; mientras que el Plenilunio equivaldría a la oposición entre ellos. La fase Creciente se iniciaría cuando Júpiter se separa 90 º de Saturno; y el Menguante, al acercarse, también a 90 º uno del otro.  Así, el ciclo total conjunto de los dos planetas es de 20 años, que puede ser dividido en cuatro etapas de cinco años cada una.

                                                            LAS CUATRO ETAPAS

  1. INICIAL (de 0 a 5 años): se produce un cambio en las relaciones de poder, una de las fuerzas en pugna asume el control o liderazgo de un nuevo proceso. Se abren nuevas formas de relación en el ámbito político, nacional o internacionalmente.
  2. CRECIENTE (de 5 a 10 años): se logra superar resistencias del modelo anterior y comienza a verse resultados palpables en el proceso político iniciado 5 años antes.
  3. PLENITUD (de 10 a 15 años): llega a su máximo desarrollo el proyecto político o social iniciado 10 años antes, y comienza a expresarse su desgaste.
  4. MENGUANTE (15 a 20 años): el modelo entra en crisis de crecimiento y surgen confrontaciones con miras a sustituirlo. Las fuerzas en pugna intentarán superar el proceso a través de nuevas propuestas, que tenderán a cristalizar al cerrarse el ciclo, hacia los 20 años de haberse iniciado.

Como puede extraerse de esta división del ciclo completo (20 años), los dos primeros, desde el surgimiento hasta la plenitud (primeros diez años), son de crecimiento, con predomino de la fuerza expansiva de Júpiter; mientras que los últimos dos (los diez años que siguen) corresponden a una etapa de estancamiento y decrecimiento, que muestran la condición de envejecimiento del modelo y se manifiestan sus limitaciones, tal como lo sugiere la fuerza rígida y controladora de Saturno.

                                                            EL CICLO VIGENTE

El 28 de mayo de 2000 comenzó el actual ciclo combinado Júpiter-Saturno, dando lugar al surgimiento de un nuevo esquema de relaciones en las estructuras de poder. Se supera el proceso anterior (1980-2000) y se instaura un régimen diferente, sustentado en una correlación de fuerzas distintas a las que había prevalecido en el lapso previo, cumplido el primer lustro (2005-2006), el ciclo da muestras de mayor vitalidad y potencia, con tendencia Creciente.

En el período 2010-11 se alcanza el máximo desarrollo del ciclo, y por tanto el clímax del modelo instaurado, y comienza al mismo tiempo una etapa de desgaste del mismo, que entrará en fase crítica en el bienio 2015-16, al llegar a su punto Menguante, que se prolongará hasta el final del ciclo, el 21 de diciembre de 2020.

En los siguientes cuadros puede verse la relación entre las cuatro fases del ciclo vigente y los acontecimientos socio-políticos que se han venido manifestando tanto a nivel internacional, como en el caso específico de Venezuela.

                            CICLO VIGENTE JÚPITER-SATURNO (2000/2021)

PERÍODO      FASE FECHAS ASPECTO PLANETARIO JÚPITER SATURNO
2000/2005

Inicio

28-05-2000 Conjunción 23º Tauro 23º Tauro
2006/2010

Desarrollo

 

17-12-2005

22-06-2006

25-10-2006

 

Cuadratura Creciente

11º Escorpio

09º Escorpio 

24º Escorpio

     

11º Leo 

09º Leo

24º Leo

2011/2016

Plenitud

 

23-05-2010

16-08-2010

28-03-2011

 

Oposición

28º Piscis

02º Aries 

14º Aries

28º Virgo 

02º Libra

14º Libra

2016/2020

Decadencia

 

03-08-2015

23-03-2016

26-05-2016

 

Cuadratura Menguante

28º Leo

16º Virgo 

14º Virgo

28º Escorpio 

16º Sagitario 

14º Sagitario 

20-12-2020

Fin

21-12-2020 Conjunción 00º Acuario 00º Acuario

CICLO VIGENTE JÚPITER-SATURNO (2000/2021) / POLÍTICA MUNDIAL – Venezuela (*)

chavez militar

FASE      PERÍODO FECHA ACONTECIMIENTO
2000/2005

Inicio

      

      

(Conjunción)              28-05-2000

 

 

 

15-12-99

02-07-00

30-07-00

26-09-00

07-11-00

16-11-00

11-09-01

10-12-01

20-12-01

Aprobación referendum nueva Constitución (72%).

Primera derrota del PRI (México) en 70 años.

Relegitimación Poderes. Elección H Chávez (60%).

Mov. Antiglobalización contraFMI-BM.

Elección de G W Bush, polémica decisión de CSJ.

Primera visita de presidente USA a Viet-Nam.

Ataque a Torres Gemelas NY.

Leyes Habilitantes. Paro patronal vs. Chávez.

Dimite presidente argentino.

2005/2010

Expansión

 

 

(Cuadratura Creciente)

17-12-2005

22-06-2006

25-10-2006

 

 

 

 

 

 

 

02-04-05

05-11-05

04-12-05

18-12-05

15-01-06

29-04-06

01-05-06

28-05-06

03-06-06

12-07-06

31-07-06

19-09-06

13-10-06

05-11-06

06-11-06

07-11-06

20-11-06

26-11-06

03-12-06

10-12-06

Fallece Papa Juan Pablo II.

IV Cumbre Américas Mar de Plata rechaza el ALCA.

Elección Asamblea Nacional, sin participación op. 

Triunfo histórico de Evo Morales en Bolivia.

Elección M. Bachelet,  1a mujer presidente Chile.

Bolivia ingresa al ALBA, 3er estado miembro.

Bolivia nacionaliza hidrocarburos.

Reelección de Alvaro Uribe  Presidente Colombia.

Montenegro se independiza de Serbia.

Israel invade Líbano. Guerra del Líbano.

Fidel Castro enferma, lo sucede  su hermano Raúl.

Golpe de Estado en Tailandia.

Designado Ba Ki-Moon Secretario Gral. ONU.

Sadam Hussein condenado a muerte (horca).

Daniel Ortega elegido Presidente Nicaragua

1er musulmán elegido en C Representantes USA

Irán y Siria reconocen gobierno de Irak.

Rafael Correa elegido Presidente de Ecuador.

Reelegido Hugo Chávez (63%) 

Fallece en Chile el dictador Augusto Pinochet.

2010/2015

Plenitud

(Oposición)

23-05-2010

16-08-2010

28-03-2011

 

11-05-10

31-08-10

05-09-10

26-09-10

10-10-10

27-10-10

22-11-10

31-12-10

11-06-11

David Cameron 1er. Ministro británico

Termina invasión de USA a Irak.

ETA anuncia el cese de sus acciones armadas.

Oposición minoría en Asamblea Nacional (98/65).

Se disuelven las Antillas Holandesas.

Fallece Néstor Kirchner, Argentina.

Wikileaks filtra documentos diplomáticos de USA.

Fin Presidencia de Lula Da Silva, en Brasil.

1a. cirugía a Hugo Chávez,  cáncer.

2015-2020

Decadencia

(Cuadratura Menguante)

03-08-2015

23-03-2016

26-05-2016

 

 

 

 

 

14-08-15

03-09-15

30-09-15

27-10-15

13-11-15

24-11-15

22-11-15

30-11-15

06-12-15

20-12-15

21-02-16

27-02-16

29-02-16

03-03-16

21-03-16

22-03-16

29-03-16

03-04-16

02-05-16

12-05-16

15-05-16

05-06-16

26-06-16

Reabierta Embajada de USA en La Habana.

Arrestado Presidente de Guatemala, O. Pérez.

Rusia inicia combate Estado Islámico en Siria.

Parlamento catalán inicia secesión de España.

Atentado terrorista en París deja 153 muertos.

Turquía derriba avión ruso que combate en Siria.

Macri gana Presidencia, Argentina.

Conferencia de Cambio Climático, Paris.

Oposición gana mayoría en Asamblea Nacional.

Gobierno (PP) pierde mayoría parlamento español.

Evo Morales pierde referendum sobre reelección.

Alto al fuego acordado por USA/Rusia en Siria.

Argentina acuerda con acreedores fondos buitres.

Asesinato ambientalista Berta Cáceres, Honduras.

Presidente USA en visita histórica a Cuba.

Atentado terrorista en Bruselas deja 36 muertos.

Asamblea Nacional polémica Ley de Amnistía.

Publicación Panamá-Papers

Inicio proceso solicitud Referendum Revocatorio

Suspensión de Dilma Rousseff, Presidenta Brasil

Reelección Danilo Medina, R. Dominicana

2a. Vuelta Elecciones Presidenciales, Perú

Elecciones parlamentarias en España

21-12-2020

Fin          

(Conjunción)

 

 

 

 

(*) Se ha colocado en cursivas las fechas y acontecimientos relativos al proceso político venezolano.

                         LOS PROCESOS POLÍTCOS DEL CICLO 2000-2021

De la información arriba suministrada puede evidenciarse el comportamiento similar de los procesos políticos desde una perspectiva cíclica. Los regímenes políticos que se inician a principios del siglo, logran tomar un vigor superior cuando comienza el segundo cuarto del proceso (2005/06), llegando a un estadio de máximo desarrollo a mitad del ciclo (2010/11) para iniciar su declive, y luego entrar en franco período de desmoronamiento, en la última cuarta parte (2015-16).

evo

Así ocurrió con los regímenes políticos de Chávez, en Venezuela (1999-2013); los Kirchner, en Argentina (2003-2015); Lula y Dilma, en Brasil (2003-2016); Evo, en Bolivia (2006-2020); Rafael Correa, en Ecuador (2007-2017) o incluso, los de signo contrario, como el de Uribe, en Colombia (2002-2010).

kirchner

Hay casos de gobierno que se iniciaron en etapas donde ya el Ciclo comenzaba su descenso, como Cameron, en el Reino Unido (2010-), Rajoy, en España (2011-16); Maduro, en Venezuela (2013-) o Macri, en Argentina (2015-),  que no cuentan con el mismo impulso de los que se iniciaron en el primer cuarto del ciclo (2000-2005) .

bachelet baja

El caso de Michelle Bachelet, en Chile, es muy significativo, su primer período gubernamental (2006-2010) lo comenzó en la fase creciente del ciclo (2005-2010), lo cual le permitiría culminar su gestión con buenos niveles de aceptación; mientras que su segundo mandato, iniciado en 2014, ya cuando el ciclo estaba en fase de decrecimiento, ha transcurrido -en tan sólo dos años-, con alarmantes niveles de desaprobación.

Los períodos de gobierno civil suelen ajustarse al ciclo Júpiter-Saturno, de tal forma que los mayores índices de popularidad se manifiestan desde la primera cuarta parte del ciclo de 20 años hasta la mitad del ciclo (entre los 5 y 10 años), a partir del cual comienza su fase decreciente, y su condición decadente, sobre todo, a partir de los 15 años.

fujimori

El caso de Perú en el último decenio del siglo pasado es una corroboración de lo anterior, cuando Alberto Fujimori logró obtener la mayor popularidad (entre los 5 años y los 10 años de su mandato), para caer luego en súbito deterioro. Inició su Presidencia en el punto culminante (oposición) del ciclo Júpiter-Saturno (1990) y sale abruptamente de ella cuando terminaba (conjunción) ese mismo ciclo (2000), en una fecha llamativa (22-11), la misma que había terminado repentinamente con la Presidencia de Kennedy, 37 años antes.

Aún cuando la etapa decreciente se inicia después de la mitad del ciclo (10 años), es a partir de los doce años (terminado un ciclo completo de Júpiter), que cesa el proceso expansivo (preponderancia de Júpiter) y se exhiben muestras de anquilosamiento y limitación (predominio de Saturno).

Una década duró la guerra de Zeus y sus hermanos contra su padre Kronos y los titanes, precisamente los diez años del medio ciclo Júpiter-Saturno, lo cual pudiera explicar por qué cuando un gobernante supera los diez años de gobierno, entra en una fase de declinación.

EL COMPLEJO E INESCRUTABLE DILEMA DE LOS VENEZOLANOS

La crisis política de la Venezuela de estos días es fiel reflejo de lo que ocurre en el cielo. Hugo Chávez emerge en el escenario político cuando se declara en rebelión contra el sistema imperante y asume actitudes poco cónsonas con el viejo estilo de los políticos de aquel tiempo. Después de rebelarse se revela, proponiendo cambios radicales en el modelo a seguir. Tal comportamiento se asemeja al arquetipo que personificaba el dios Júpiter: en rebelión contra su padre, que era opresivo, conservador y castrador, logra vencerlo y desterrarlo, para iniciar una nueva era Olímpica (la Quinta República).

Después de aprobada la Constitución de 1999, en pleno deslave físico y psíquico (diciembre 1999), comienza la nueva era, la del chavismo, con la relegitimación de los poderes públicos en julio 2000, precisamente cuando se iniciaba el actual ciclo Júpiter-Saturno (28 mayo 2000). Ello le permitió superar todos los obstáculos (golpe de estado, 2002; paro petrolero 2002-03; referéndum revocatorio 2004), para alcanzar la mayoría calificada en la Asamblea Nacional (2005) e imponerse luego con la más alta votación popular de Presidente alguno (63%) en diciembre 2006, cuando se iniciaba la fase creciente del ciclo (2005-2006).

chavez saturno

Alcanzada la fase de máximo desarrollo del ciclo (2010-2011), el Hugo Chávez jupiteriano, impulsivo y retador, se ha transformado en el líder maduro detentor del Poder, se ha saturnizado. Después de la oposición Júpiter-Saturno (28-03-2011) comienza su decadencia física, recibiendo el maleficio del enemigo (enfermedad mortal), que lo llevará a resistir hasta vencer en la última contienda electoral (octubre 2012) con el 55% de apoyo popular, aunque ello suponga un descenso significativo de 8 puntos con respecto a las elecciones anteriores (2006). Hay aquí una clara correspondencia entre el ciclo interplanetario y el voto popular, cuando uno es creciente el otro aumenta, y pasado el clímax del ciclo, se inicia el descenso de la popularidad.

Cual rayo de Júpiter, la enfermedad estalla en el cuerpo físico de Chávez, y más allá de él, en el chavismo. Aún el Chávez Saturno no ha sido ni vencido ni desterrado, manteniendo su vigencia, por ahora. Al designar a uno de sus hijos, como sucesor en su reino olímpico, prolonga la batalla. Es allí donde surge el complejo dilema del desenlace político venezolano.

maduros

Nicolás Maduro llega a la Presidencia de Venezuela, como lo hizo recientemente Michel Temer en Brasil, por carambola, no por mérito propio ni por impulso liberador jupiteriano. Circunstancias de la vida facilitaron sus ascensos a la cabeza del Estado. Su permanencia en el cargo dependerá del rol que consciente o inconscientemente, ambos asuman.

El 26 de mayo se produce la última confrontación entre Júpiter y Saturno. La lucha de poderes entra en fase decisiva: el mito perenne asegura la victoria del hijo sobre el padre, de la renovación y la liberación sobre  la rigidez y la opresión. Si las acciones de Nicolás Maduro obran en la dirección del conservadurismo su derrota estará decretada, si se rebelara contra el ejercicio tradicional de la política y el poder, tendría posibilidades de salir airoso. En todo caso, en este tipo de lucha –por el Poder- es imprescindible el riesgo, la audacia y la valentía.

maduro

Tres son las más notables debilidades que impiden al Presidente Maduro identificarse con el impulso guerrero de Júpiter: su apariencia física y psíquica, su demostrada indecisión y su falta de audacia. No representa la imagen del hijo rebelde, sino la del heredero consentido. Aunque, por ahora, tampoco posee el carácter, la consistencia y la sapiencia del viejo zorro, propios de Saturno.

Digo por ahora, porque en su caso específico, el planeta Saturno está transitando por el signo de Sagitario, donde se encuentra el Sol natal de NM; luego que este astro retome su camino hacia adelante y comience a avanzar, junto a Marte, (13-08-16), alejándose de su Sol, es probable que la maléfica combinación Marte-Saturno dejen en él una impronta más al estilo del avejentado dios del Tiempo (Kronos), y temeroso de perder el Poder, comience a castrar a su padre (Chávez) y a devorar a sus hijos (los chavistas rebeldes).

opositores

Del lado opositor, que hoy solicita revocar el mandato de Maduro, tampoco se ve una opción clara de acceso al Poder. La postura restauradora del antiguo régimen que había sido derrocado por Chávez al caer el pasado siglo, le confiere un carácter más acorde con el pensamiento conservador saturnino, unido a los vanos intentos de ejercer control y gobierno desde la Asamblea Nacional. Ninguna de las figuras que presenta la oposición político-partidista tiene la fuerza y el impulso (liderazgo, que llaman) para asumir el rol jupiteriano que demanda esta hora.

Bajo la lógica de la antigua mitología, el momento cósmico por el que atravesamos, nos lleva a pensar que sería desde el seno del chavismo que pudiera emerger el Júpiter (hijo de Chávez) que se rebele ante la rígida estructura del Poder heredado (Maduro-Saturno), sus deficiencias y negligencias, sus corruptelas e indiferencia para encarar con enérgica furia los males que agobian a la población.

La población venezolana se debate ante el complejo dilema de rebelarse contra el statuo quo, pero sin sucumbir al engaño de falsos liberadores, que no son auténticos descendientes de Júpiter, sino oportunistas herederos de Saturno, el gran controlador y dominador que intenta preservar los privilegios de los que siempre han usufructuado el Poder, en sus variadas manifestaciones.

Cualquiera sea el desenlace político venezolano, en los meses por venir, al igual de lo que pueda resultar de las elecciones en España, da la impresión que la toma del Poder estará signado por esta nueva fase Menguante del actual ciclo Júpiter-Saturno, que concluirá en diciembre de 2020. Se trata por tanto, de un estadio transitorio, que tiene la marca de su propio punto final. Hugo Chávez, el gran estimulador y propulsor de este ciclo planetario, decía mucho más de lo que sabía y pensaba, cuando proclamaba una y otra vez: Chávez hasta el 2021.

CONCLUSIÓN

Desde el 26 de mayo, cuando se produce la última cuadratura (90°) entre Júpiter en Virgo y Saturno en Sagitario, el ciclo social de la relación Júpiter-Saturno entra en su fase menguante. Hemos podido determinar cómo ese ciclo interplanetario se relaciona con los procesos de lucha por el Poder político y nos ayuda a analizar y a comprender nuestra realidad social. Nos encontramos por tanto, en una coyuntura muy peculiar que favorece las tensiones y alteraciones en la vida de nuestros pueblos y naciones.

 
sistema solar  

unasur

                                   ALGUNOS ELEMENTOS COMPLEMENTARIOS

                                        PARALELISMO CHÁVEZ-FUJIMORI

Alberto Fujimori y Hugo Chávez nacieron un 28 de julio.

Aunque hay una diferencia de 16 años entre ellos, ambos tienen el Sol natal en el mismo punto, a 04° de Leo.

fuji

Surgieron en la vida política de su país de forma abrupta, en 1990 y 1992, respectivamente.

En los primeros meses del año 1992 ambos ejercieron acciones políticas de fuerza (rebelión militar de febrero, en Venezuela; disolución del Congreso, en abril, Perú).

Tales acciones de fuerza ocurrieron cuando Quirón transitaba por sus respectivos soles de nacimiento (4° Leo).

por ahora

La acción de Fujimori fue exitosa en el momento, pero le restó carácter democrático. La de Chávez fue un fracaso militar, pero tuvo éxito comunicacional y político.

El gobierno de Fujimori concedió asilo político a los insurgentes militares venezolanos del 27-N 92.

Fujimori comenzó su período gubernamental (1990) cuando llegaba a su clímax el ciclo Júpiter-Saturno. Terminó su gobierno cuando concluyó ese mismo ciclo (2000).

Chávez comenzó su primer período bajo la nueva Constitución, cuando se iniciaba un nuevo ciclo Júpiter-Saturno (2000).

Así como en 1992 la vida le sonríe a Fujimori y Chávez paga con cárcel su acción de fuerza; en 2000 se invierten los papeles, y mientras Chávez alcanza la gloria del poder, Fujimori es obligado a dimitir y posteriormente encarcelado y condenado.

                                        EL CASO DE LOS REGÍMENES DE FUERZA

También en los llamados regímenes de fuerza cobra vigencia la relación entre el ciclo Júpiter-Saturno y el ejercicio del Poder. La mayoría los regímenes de facto en América Latina no superaron el ciclo de 20 años, excepto el de Stroessner en Paraguay (35 años), Trujillo en República Dominicana (31 años) y Venezuela, bajo el mandato de Juan Vicente Gómez (27 años), en este último caso, llama la atención que su permanencia en el poder (hasta su muerte) no logró superar, sin embargo, el ciclo completo de Saturno (29 años). Cumplidos 20 años en el Poder (el ciclo completo Júpiter-Saturno) en 1928, Gómez enfrentará las más fuertes protestas (movimiento estudiantil) e incluso la más sangrienta rebelión (invasión del Falke, 1929), y entra en su fase final, incrementando la represión saturnina; para que luego, uno de sus hijos (Eleazar López Contreras) lo sucediera en el cargo y comenzará a abrir las compuertas democráticas.

pinochet

Del resto, la más extensa de las dictaduras (Brasil, 1964-85) apenas superó el ciclo de 20 años; la de Pinochet, en  Chile (1973-90) acabó en su fase Menguante (17 años); así como la de los Duvalier, en Haití, (Jean Claude, 15 años y Francois, 14); las de Uruguay (1973-85) y la del último de los Somoza, en Nicaragua (1967-79)  culminaron con el ciclo de Júpiter (12 años). La de Pérez Jiménez, en Venezuela, alcanzó el medio ciclo (casi una década), 1948-58. Sólo la de Argentina no llegó a la plenitud del semiciclo de 10 años (1976-83).

                          CALDERA: LA PERSONIFICACIÓN DE SATURNO

saturnos 4

Rafael Caldera (1916-2009) incursionó en la vida política de Venezuela desde temprana edad, primero desde la dirigencia estudiantil, organizando y liderando la UNE (Unión Nacional de Estudiantes) como plataforma de lucha de signo conservador y confesional cristiano, opuesta y disidente de la FEV (Federación de Estudiantes Venezolanos) de clara tendencia izquierdista, (liderada, entre otros, por Jóvito Villalba, Rómulo Betancourt y Raúl Leoni). Participa activamente en la redacción de la avanzada Ley del Trabajo, promulgada en el año 1936; fundador y líder fundamental de COPEI (Comité Político Electoral Independiente) en 1946, y se presenta como candidato presidencial en seis ocasiones, en un lapso de 46 años (desde 1947 hasta 1993), logrando su objetivo en dos de ellas (1968 y 1993).

Su perseverancia, pensamiento conservador, postura firme, sentido de realidad, pragmatismo y estilo convencional, lo asemejan al arquetipo de Saturno. En el ejercicio de la política y en su adicción enfermiza al Poder llega a plasmar el carácter filiófago de Saturno, cuando logra engullir a cuatro de sus hijos.

caldera

Sus víctimas fueron cuatro de sus creaciones más elaboradas: Eduardo Fernández, su más cercano colaborador, a quien no le perdonó haberlo derrotado por la candidatura presidencial de 1988, en la Convención de su partido; a Oswaldo Alvarez Paz, uno de sus delfines, heredero de su pensamiento político, a quien derrotó en las elecciones presidenciales de 1993, cuando éste tenía las más altas probabilidades de triunfo y contaba con el apoyo de su partido; al mismo partido Socialcristiano Copei, que había fundado en 1946,  abandonándolo a su suerte e infringiéndole una herida mortal, creando su propia plataforma (Convergencia), para lanzarse en su última contienda electoral, acompañado del “chiripero” (diversos partidos políticos minoritarios, algunos de ideologías contrarias a la suya); y los derechos sociales, prestaciones sociales, que él mismo había impulsado y defendido en 1936, para terminar con ellos de un plumazo, en junio de 1996, traicionando su propio legado jurídico-laboral, al modificar sustancialmente la Ley del Trabajo.

Quizás la más cruel escena saturnina que le tocó vivir fue presenciar, ver y escuchar, a pocos metros de distancia, a su Júpiter vencedor (Hugo Chávez) jurando ante la moribunda Constitución, que él mismo había ayudado a redactar y promulgar desde el extinto Congreso de la República, como Presidente de la Cámara de Diputados (1961).

caldera saturno

Caldera fue hacedor del célebre Pacto de Punto Fijo, firmado por los tres principales líderes de entonces (Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y él mismo) a pocos meses de caída de la última dictadura. Dicho pacto político se firmó el 31 de octubre de 1958, poco antes de las elecciones, en su propia residencia (por eso el nombre Punto Fijo) de La Campiña (Caracas). Le correspondió a él mismo ser el enterrador y único deudo sobreviviente, de ese acuerdo de gobernabilidad entre las principales fuerzas políticas, cuando le traspasó la banda tricolor presidencial a Hugo Chávez, para dar paso a un nuevo modelo político.

Cuando Caldera otorga el Sobreseimiento a la Causa, en el juicio militar que se le seguía a Hugo Chávez, iniciando su segundo gobierno (1994) y le abrió las puertas de la cárcel, fue una especie de engendramiento de su sucesor, el Saturno padre que engendra al hijo, Júpiter. Cuando Chávez recibe la banda presidencial de Caldera, y su primer acto de gobierno es la convocatoria a una Asamblea Constituyente, se produce una especie de victoria del hijo (Júpiter) sobre el padre (Saturno); y éste pasa al destierro. De hecho, al aprobarse la nueva Constitución de 1999, Caldera pierde la condición de Senador Vitalicio que le había conferido la Constitución del 61, y culmina así su larga trayectoria política, iniciada en 1936 (63 años).

                                          CAP: LA TRANSFORMACIÓN DEL ARQUETIPO

cap 1 y 2

Carlos Andrés Pérez (1922-2010) como buen hijo escorpiano, sufre en vida una transformación en la personificación arquetipal. Sus dos gobiernos son diametralmente opuestos. En el primero de ellos accede al poder, bajo la consigna democracia con energía, e impulsa lo que denominó la Gran Venezuela, caracterizada por una bonanza económica sin límites, que facilitó el desarrollo de grandes inversiones, programas de becas para estudios en el exterior, nacionalización de las industrias básicas (hierro y petróleo), creación del FIV (Fondo de Inversiones de Venezuela), así como el despilfarro y la corrupción.

El segundo período (1989-93) se caracterizó por lo restrictivo. Aplicación de medidas de austeridad, imposición de un paquete económico neoliberal, que eleva los precios de los productos y limita los beneficios de la población, represión política, policial y militar, restricción de las garantías constitucionales, entre ellas las de libertad de prensa y de reunión, y que culminó con su enjuiciamiento y destitución por malversación de fondos públicos (21-5-93).

CAP nació (27-10-1922) cuando el planeta Júpiter formaba una conjunción con el Sol, lo cual le otorga una forma de ser donde es difícil la imposición de límites. Es la búsqueda de la expansión, la gloria y la trascendencia. En su primer gobierno (1974-79), en plena madurez, se comportó al mejor estilo de Júpiter, caracterizado por los excesos y por la abundancia de recursos.

coronacion

Pérez comienza su segundo período gubernamental con fidelidad a su arquetipo natal: jupiteriano. El acto formal de proclamación recibe el nombre de “coronación” por la fastuosidad de los eventos programados, el número de invitados, el lugar escogido (Teatro Teresa Carreño), abandonando el protocolo tradicional del Palacio Federal Legislativo.  Todo respondía al modelo desproporcionado y grandioso de  Júpiter.

Sin embargo, como ya se acercaba a la senectud, al poco tiempo su conducta se volvió saturnina: exigente, represiva, temerosa y controladora. A tal punto, que la causa en su contra fue emprendida por el Fiscal General, quien había sido su Canciller; y los votos que aprobaron su destitución provinieron de la bancada de su propio partido político (AD). Una suerte de hijos rebelados contra el padre.

once

En Carlos Andrés Pérez actúa además una especie de sino fatal, identificado con la fuerza del once. Nació en el año 1922, (11 X 2); gana la presidencia por segunda vez en el año 1988 (11 X 8), a la edad de 66 años (11 X 6); y muere 22 años (11 X 2)  después, a la edad de 88 años (8 X 11).

 

 

Anuncios