NOVILUNIO DE TAURO

ETAPA FINAL. Desde la madrugada del domingo 23 hasta las primeras horas del miércoles 26, la Luna transita el último trecho de su recorrido mensual, bajo la condición balsámica. Lo hace desde la segunda mitad de Piscis y se extiende a lo largo de su paso por Aries. Esta última semana de abril coincide con el fin e inicio del ciclo sinódico lunar.

LUNA TERMINAL Los primeros días de la semana, la Luna, muy reducida en su silueta luminosa, aparece por el este, apenas unas pocas horas antes del alba. Bajo esas características, ella transmite la cualidad sanadora de todo proceso terminal. Es el tiempo adecuado para recabar, resumir, evaluar, reflexionar, desintoxicar, limpiar, perdonar y cerrar procesos de orden emocional y personal. Por eso, se le atribuye un poder balsámico, capaz de cicatrizar y purificar las heridas.

LUNA BALSÁMICA. La Luna, en proceso de merma, estará reforzada por su unión con el planetoide Quirón y con Venus, que transitan por los últimos grados de Piscis. El simbolismo de herida sanadora (Quirón), sensibilidad (Venus) y sufrimiento (Piscis), se integran al carácter terminal del ciclo lunar, para darle una peculiar fuerza regeneradora.

LUNA NUEVA. A mitad de semana nuestro faro nocturno se hace invisible. La Luna, liberada de su habitual guardia noctámbula, dejará que la oscuridad se apodere de la noche, pues estará entretenida, compartiendo con el Sol la misma posición zodiacal. Es el momento del Novilunio, que marca el comienzo de un nuevo ciclo en su recorrido por el espacio sideral.

CONJUNCIÓN SOL-LUNA. La unión entre nuestras luminarias se produce en el primer decanato de Tauro, zona que corresponde a la imagen del toro, símbolo de la fuerza, la resistencia, la fertilidad y la abundancia. Con la Luna Nueva de Tauro, se inicia el segundo y más representativo mes de la primavera en el norte.

PRIMAVERA, Durante las próximas cuatro semanas la naturaleza expondrá, en el hemisferio norte, su ímpetu vital, mostrando el colorido de sus flores y la variedad de sus frutos. Es un período de mayor luminosidad y de agradable clima, en que la percepción sensorial facilita el contacto con lo material y el disfrute de la sensualidad.

CONJUNCIÓN CON MARTE. En la segunda mitad de la semana, reaparecerá la Luna por el oeste, como una delgada línea curva, en las primeras horas de la noche. Ella estará transitando por los signos primaverales de Tauro y Géminis, pasando por la zona más cercana a la Tierra. En el amanecer del viernes 28, se unirá con Marte, desde Géminis, otorgándole a los procesos comunicacionales una mayor impulsividad y un carácter más agresivo.

NUEVO CICLO. Todo nuevo ciclo de la Luna representa una energía iniciadora, similar a la cualidad impetuosa de la naturaleza en época de primavera; pero, en esta oportunidad esa condición se repotencia por tratarse del novilunio más primaveral de todos. En adición, se hallará en perigeo (en su punto más cercano a la Tierra) y en conjunción con Marte, reforzando su carácter activo, impulsivo y emprendedor.

CAMBIO DE LUNA. El paso de una Luna Balsámica, purificadora y liberadora, que se junta con la potencia sanadora de Quirón, en Piscis, con que comienza la semana, a una Luna Nueva primaveral, dotada de un carácter poderosamente iniciador, con que concluye el mes de abril, crean las condiciones cósmicas ideales para el arranque de nuevos procesos y proyectos, tanto a nivel personal como colectivo.

EN ARIES. El viernes 28 ocurren simultáneamente dos fenómenos astrales más, de significativa relevancia, en el signo de Aries: Venus llega nuevamente a ese signo para retomar su energía seductora y afectuosa, extraviada en las semanas precedentes en que retrogradaba; y se produce la conjunción entre Mercurio Retrógrado y Urano, aumentando la energía desestabilizadora y disonante que provee la mezcla explosiva entre ambos astros.

PARTO DOLOROSO. La combinación de los sucesos planetarios de la semana y el ambivalente cambio de la Luna, en su doble condición –balsámica y nueva– generan las condiciones conflictivas propias de toda contradicción: acaba un mes y una semana con la fuerza de los inicios y el poder destructivo-regenerador, propios de todo parto doloroso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s