FASE TERMINAL

EL AMOR, LA MUERTE Y EL TIEMPO.

Cuando el Sol se sumerja por el horizonte occidental, en la tarde del lunes 8, desde lo más alto del cielo podrá observase a la LUNA con media cara iluminada, precisamente aquella que mira hacia occidente. Habrá comenzado entonces la ÚLTIMA FASE de su ciclo sinódico.

A las 18 horas y 26 minutos de ese día es el momento exacto del primer CUARTO MENGUANTE de este 2018, cuando la LUNA forma un ángulo exacto de 9con el SOL. Con ella comienza la noción de término, acabamiento, disolución, final y muerte. Durante OCHO días y CUATRO horas (menos 8 minutos), la LUNA irá disminuyendo su tamaño, luminosidad y presencia nocturna hasta desaparecer completamente de la bóveda celeste.

Se trata de un MENGUANTE especial: La LUNA desde Libra, símbolo del Otoño (la vida que va acabando) no sólo crea un ángulo crítico con el Sol, sino que lo hace también con los dos planetas que lo escoltan: Venus y Plutón.

En la noche del martes 16 (22:18), LUNA y SOL ocuparán la misma posición sideral: 26° (2+6=8) 54′ (5+4=9).

Ese lapso: entre el lunes 8 en la tarde y el martes 16 en la noche: un poco más de OCHO días será el tiempo adecuado para las finalizaciones. En ese período ocurre, adicionalmente, una GRAN CONJUNCIÓN de TRES ASTROS: SOL/VENUS/PLUTÓN, el martes Nueve de enero, entre las 04:03 y las 05:31 de la madrugada.

Desde el viernes 12, a las 18:30 hasta el martes 16 a las 22:18 (4 días, 3 horas y 48 minutos), la Luna Menguante estará en su etapa BALSÁMICA, en la que propicia los procesos sanadores, de duelo o consciencia de pérdida, que implica toda muerte o terminación.Se inicia esa sub-fase de purificación, cuando nuestro satélite esté transitando por los 08° de Sagitario.

EL OCHO Y EL NUEVE

Nótese cómo se repiten en el deambular de la LUNA de esta semana los números OCHO y NUEVE.

AÑO 18: último número OCHO y que sumado da NUEVE.

DÍA 8: del mes 1, que sumado también da NUEVE. 

HORA 18: último número OCHO y que sumado da NUEVE.

A los OCHO días termina el CUARTO MENGUANTE, para iniciar la LUNA NUEVA.

El CUARTO MENGUANTE se produce con la LUNA a 18° de Libra y el SOL a 18° de Capricornio.

La LUNA BALSÁMICA se inicia de los 08° de Sagitario (el signo número 9 del zodíaco).

La LUNA NUEVA ocurre a 26° (2+6=8) y 54′ (5+4=9) de Capricornio.

El Número OCHO, en astrología corresponde al signo de ESCORPIO, que se asocia con cambios profundos, los procesos de transformación, el mundo oculto y la muerte.

El planeta regente de Escorpio es PLUTÓN. Ese astro, asociado con el dios del mismo nombre, es identificado con lo que termina, las rupturas de fondo, el punto final, la muerte.

La casa VIII, en el mapa natal astrológico, se relaciona con lo que se acaba, las pérdidas, las transformaciones personales, la intensidad emocional, la sexualidad y la muerte.

El Número NUEVE: es el último de las cifras simples, que se asocia con la plenitud y el fin de un ciclo: es decir, con lo que se acaba, termina o muere, para renacer o reiniciar una nueva etapa de vida. Se le asocia con lo circular, donde algo empieza y termina al mismo tiempo, el ciclo completo…

 

 

El DIECIOCHO (1+8=9) es el número que le corresponde a la LUNA en las cartas del Tarot.

Este año 2018 es un año muy LUNAR, pues comenzó con una SUPER LUNA, el 01-01-18, y seguirá con dos Lunas Azules consecutivas, y dos Eclipses Totales de Luna.

LA TRIPLE CONJUNCIÓN DEL NUEVE

El MARTES NUEVE se presenta en el cielo el evento astral más significativo de esta semana Menguante: la conjunción de tres astros en CAPRICORNIO.

VENUS alcanza al SOL y se fusiona con él. Punto de máximo desarrollo del ciclo de VENUS, iniciado el pasado 25 de marzo, hace 9 meses (41 semanas o 290 días). En estos días, esa brillante estrella que nos anunciaba la salida del Sol, deja de verse, para cambiar de posición en el cielo y convertirse tiempo después en la que anuncie la llegada de la noche. Es el planeta más cercano a la Tierra. Una hora después de esa unión con el SOL, se junta con PLUTÓN, el más pequeño y alejado de los planetas, formando un TRÍO de extraordinaria fuerza a 19° de Capricornio.

La triple conjunción del martes 9 nos conecta con tres personajes que forman parte de la existencia terrenal: el Amor, representado en VENUS; la Muerte, representada por PLUTÓN; y el Tiempo, esa dimensión en que transcurre una vida, que surgió del Amor y concluye con la Muerte.

El Tiempo, lo que va del nacimiento a la muerte, se relaciona con la época del año en que el Sol transita por el signo de Capricornio; período que comienza con el Solsticio de Capricornio y en el que se contabilizan los años (Calendario Gregoriano). Es el período en que suele haber mayor consciencia de la duración, esto es, de la dimensión temporal.

En suma, esta semana en que va feneciendo el ciclo lunar y que Plutón, el astro que consume con su fuego infernal lo que debe cesar, para transformarlo en nueva vida, se junta -desde la borrascosa cumbre capricorniana- con la conjunción del Sol creador y la fuerza engendradora del Amor (Venus).

Todos los signos de esta semana señalan que entramos en la Fase Terminal de un ciclo que llega a su final, impregnado de sentimientos. No es de extrañar que un personaje de la vida real concluya en estos días su periplo vital, provocando consternación y dolor en el Alma Colectiva, como expresión concreta de las actuales manifestaciones astrales.

La Muerte del Tiempo del Amor. El Amor del Tiempo de la Muerte. El Tiempo de la Muerte del Amor. El orden de los factores no altera el producto.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s