LUNA BÚDICA Y PLANETAS CATASTRÓFICOS EN ACCIÓN

Hacia la Consciencia Colectiva de una nueva efervescencia cósmica

El año 2018 nos regala una extraña combinación: la relación del SOL con el satélite de la TIERRA y con el planeta más parecido a ella: MARTE.

La LUNA, simboliza la fuerza emocional, la pasión, la condición femenina, la intuición, la nutrición y la protección maternal. Se le relaciona con la diosa Selene, hermana de Helius (el Sol) y encarna la fertilidad de plantas y animales.

MARTE representa la capacidad de lucha, el instinto de supervivencia -en la pelea- y de perduración, mediante el sexo y la procreación, la impulsividad, la acción, la valentía y la competitividad. Se le asocia con el dios de la guerra, el arrojo, la temeridad, el afán de conquista y dominación.

En la noche del domingo 15 de abril nuestras dos luminarias se juntaron para provocar un alineamiento de ellas con nuestro planeta. Es el primer NOVILUNIO después del Equinoccio. Él marca la condición general del nuevo año astral que se inició el pasado 20 de marzo.

De la LUNA NUEVA de ARIES al PLENILUNIO de ESCORPIO...

…Cuando el SOL se somete a la acción combativa y violenta de MARTE, que este año ejercerá su poder con más intensidad, alcanzando la mayor cercanía a la Tierra de los últimos 15 años.

2018: AÑO DE COINCIDENCIAS DE CICLOS

Este año se sincronizan los ciclos de LUNA y MARTE. En tres oportunidades la relación de Luna y Marte es similar (marzo, julio y nov-dic), formando aspectos difíciles con el Sol. La más importante será la del 27 de julio, cuando Marte se halle en su punto más cercano a la Tierra y aunque tendrá mayor brillo y nitidez que de costumbre, en esa ocasión se verá opacado por la cercana presencia de la Luna Llena.

Ese día se produce el último Eclipse Total de Luna de este año y se presentará un espectacular alineamiento: de la Tierra con el Sol de un lado y la conjunción Luna/Marte del otro. Será la oposición del Sol con los tres astros, estando Marte en el punto culminante de su retrogradación de dos meses (26 de junio al 27 de agosto).

LOS TRES MOMENTOS DE LA TENSIÓN ENTRE SOL, LUNA Y MARTE

ASTRO Aspecto SOL Posición Zodiacal Fecha Configuración
LUNA Cuadratura 4° Cáncer/Aries 24 marzo Cuadrat T / opos. Marte
MARTE Cuadratura 4° Capric/Aries 24 marzo Cuadrat T / opos. Luna
   
MARTE Oposición 5° Acuario/Leo 27 Julio Eclipse / conj. Luna
LUNA Oposición 5° Acuario/Leo 27 Julio Eclipse / conj. Marte
   
LUNA Cuadratura 8° Virgo/Sagitar 29 Nov. Cuadrat T / opos. Marte
MARTE Cuadratura 10° Pisc/Sagitar 2 Dic. Quinc. Luna

ASPECTOS DEL SOL CON LOS PLANETAS CATASTRÓFICOS (Marte, Urano y Plutón) y de ellos entre sí. 

A la fuerza agresiva y violenta de MARTE se le suma su fuerte conexión con otros dos planetas catastróficos: URANO y PLUTÓN.  He aquí un cuadro que muestra las fechas y posiciones zodiacales en la relación del SOL con los tres planetas catastróficos:

ASTRO Aspecto ASTRO Fecha Posición Zodiacal
SOL Cuadratura MARTE 24 Marzo 04° Aries/Capric
SOL Oposición MARTE Rx 27 Julio 04° Leo/Acuario
SOL Cuadratura MARTE 2 Diciemb 11° Sagit/Piscis
     
SOL Conjunción PLUTÓN 9 Enero 19° Capricornio
SOL Cuadratura PLUTÓN 11 Abril 21° Aries/Capric
SOL (*) Oposición PLUTÓN Rx 12 Julio 20° Canc/Capric
SOL Cuadratura PLUTÓN 12 Octub 19° Libra/Capric
     
SOL Cuadratura URANO 14 Enero 25° Capric/Aries
SOL Conjunción URANO 18 Abril 28° Aries
SOL (**) Cuadratura URANO 25 Julio 3° Leo/Tauro
SOL Oposición URANO 23 Octub 01° Esc/Tauro
     
MARTE Conjunción PLUTÓN Rx 26 Abril 21° Capricornio
MARTE Cuadratura URANO 16 Mayo 00° Acuar/Tauro
 

(*) Coincide con Eclipse Solar plutoniano (Luna conjunción Sol y oposición Plutón).

(**) Formación de cuadratura en T (Marte opuesto al Sol y cuadratura con Urano), que antecede al Eclipse Lunar marciano (Luna conjunción con Urano, ambos opuestos al Sol) del 27 de julio.

Nótese el período de fuertes aspectaciones planetarias entre el 24 de marzo y el 16 de mayo, y las difíciles alineaciones planetarias de los Eclipses de julio (12 y 27).

TEORÍA DE LAS CATÁSTROFES

El matemático francés René Thom estableció una teoría para describir y explicar los cambios que pueden ocurrir en la naturaleza, o los sistemas químicos físicos y biológicos, cuando se pasa de un estado de equilibrio a una dinámica desordenada de cambios. Dicha teoría guarda un cierto grado de relación con la denominada Teoría del Caos.

En el campo de la astrología, tomando en consideración la simbología de los planetas Marte (agresividad y violencia), Urano (transformaciones abruptas y caóticas) y Plutón (pérdidas, alteraciones radicales y transmutación profunda), cuando se produce una relación angular (aspecto planetario) entre ellos y en relación con el Sol, la Luna y la Tierra, es previsible que se presenten en ese tiempo cambios estructurales que pueden ser percibidos como catastróficos, entendiendo éste último término no sólo como eventos trágicos en la naturaleza o en las relaciones sociales, sino como una alteración profunda del estado de quietud propio de un sistema equilibrado.

En el transcurso de este año 2018, cuando Marte se acerca a la Tierra como no lo hacía desde 2003, y Urano cambia transitoriamente de signo zodiacal (pasa de Aries a Tauro entre los meses de mayo y noviembre), se establecerán condiciones peculiares de tensión entre ambos astros que apuntan a la creación de un clima de inestabilidad provocador y acelerador de modificaciones sustanciales en la dinámica natural y social que se expresa en nuestro planeta.

A la relación entre los mencionados planetas se le suma la posición destacada de PLUTÓN en Capricornio, ya que finalizando el mes de abril (26) recibe el paso de Marte, y luego en julio los dos planetas se alinearán con nuestras dos luminarias (Sol y Luna) en los eclipses respectivos del 12 y el 27.  Por si fuera poco, el planeta Urano se unirá a la disonante música del eclipse lunar, cuando integre con la alineación Sol-Tierra-Luna-Marte una difícil configuración planetaria conocida como Cuadratura en T, al ubicarse en ángulo recto (90°) con todos ellos.

Después de ocho años continuos de Urano en Aries, en el mes de mayo cambiará a Tauro para modificar el ambiente de estabilidad propio de ese sector zodiacal. Pero, ese cambio se produce justamente cuando el belicoso Marte entra simultáneamente al signo de ACUARIO, que es precisamente el signo regido por URANO. Se crea así un ángulo de fuerte tensión entre estos dos planetas que hemos denominado catastróficos.

Véase en el siguiente cuadro cómo en un brevísimo lapso de tan sólo 15 horas y 40 minutos se produce el respectivo cambio de signo de Marte y Urano, así como la carga de tensión entre ellos alcanza su punto máximo, al ubicarse a 90° uno del otro, en los llamados signos fijos (Tauro y Acuario).

ASTRO EVENTO FECHA HORA
URANO Ingreso a TAURO 15 Mayo 11:24
MARTE Ingreso a ACUARIO 16 Mayo 00:56
URANO/MARTE Cuadratura (90°) 16 Mayo 03:04

LA LUNA DEL BUDA

El segundo Plenilunio después del Equinoccio Primaveral, conocida también como la Luna del Buda, por considerarse (según la Leyenda) que bajo ese momento cósmico se produjo tanto el nacimiento de Siddharta Gautama, como el de su iluminación, y también de su fallecimiento. Es también el momento en que tradicionalmente se realiza el WESAK o Festival de la Primavera. Ello ocurre cuando el Sol está en Tauro y la Luna en Escorpio, suele pasar en mayo, pero este año 2018 se presenta en el penúltima noche de abril.

A las 20:59 (hora de Venezuela) del domingo 29 de abril se produce el PLENILUNIO. En ese momento se crea la alineación del Sol y la Luna con nuestro planeta, en el eje formado desde los 09° 39′ de los signos opuestos de Tauro (Sol) y Escorpio (Luna). Por el horizonte occidental desaparece Orión con el Sol  y por el Este surge Escorpio con la Luna. Es la narración mitológica de la rivalidad entre el Toro y el Alacrán, o entre el cazador (Orión) y la serpiente (Ofiuco).

El cielo del Plenilunio escorpiano mantiene la difícil conjunción PLUTÓN-MARTE en Capricornio, dos astros que sintonizan en su carga de destructividad y violencia instintiva. Al mismo tiempo que SATURNO, el planeta que los rige, se halla en una posición de equilibrio con nuestras luminarias (a 60° de la Luna y a 120° del Sol), representando un esfuerzo mayúsculo por mantener el equilibrio de las fuerzas en pugna: la del SOL buscando estabilidad y coherencia, y la de la LUNA, dejándose llevar por el impulso pasional, irracional, intuitivo y misterioso, de su paso por la condición transformadora de Escorpio.

Desde el 17 de abril, coincidiendo con la unión de SOL y URANO (18), el planetoide QUIRÓN comenzó una nueva vuelta por la esfera zodiacal, después de haber estado siete años transitando por Piscis. No regresaba a la puerta de ARIES desde que lo hiciera en aquellos convulsos tiempos del Mayo Francés de 1968.

Renace ahora la posibilidad de un nuevo giro de los procesos de aprendizaje del alma: del dolor y el sufrimiento que genera toda confusión y provoca toda incertidumbre, para sanar con Amor y Conocimiento, restituyendo el equilibrio perdido que se avizora en los próximos dos trimestres del presente año.

Este cielo tan convulsionado por las energías planetarias y tan iluminado por el reflejo lunar, nos abre la oportunidad para tratar de asumir y aceptar aquello que no es obvio, que se mantiene oculto y que conlleva la necesidad de transformar lo que es por aquello que está llamado a ser. Implica dar paso a un nuevo momento en la Consciencia humana y en el desarrollo de un modelo creativo que supere lo caduco y posibilite el brinco a un nuevo estadio de la evolución de la especie, del planeta y del Espíritu que lo guía.

Anuncios