EQUINOCCIO, QUIRÓN Y LUNA LLENA. EN PROCESO: Primera, segunda y tercera parte.

 

                                                              I.- EL EQUINOCCIO

::::::::::::::::::

El 22 de septiembre, en horas de la noche en el continente americano, o en la madrugada del día siguiente (23), en el caso de Europa y el resto del mundo, el SOL cruza la linea ecuatorial, y comienza su periplo de seis meses por el hemisferio meridional. Se trata del EQUINOCCIO, cuando esa posición equilibrada del Sol, equidistante de los dos polos (el ártico y el antártico), ocasiona similar duración de los días y las noches en el norte y en el sur.

::::::::::::::::::

En el transcurrir de la noche entre el 22 y 23 de septiembre, la condición EQUINOCCIONAL marca el inicio del OTOÑO en el NORTE y de la PRIMAVERA en el SUR.  Es un momento de equilibrio, por la posición en que se encuentra la TIERRA con respecto al SOL, posibilitando que nuestro planeta reciba los rayos solares directamente sobre su zona ecuatorial.

::::::::::::::::::

En ese mismo momento, nuestra Estrella Central ingresa a un nuevo sector sideral, que lleva por nombre LIBRA, es la única imagen que integra el cinturón zodiacal que no tiene figura animada (animal o humana). Es la que representa LA BALANZA del equilibrio, la armonía, la justicia, la equidad y el contrapeso. Por eso se le atribuyen esas características a la onda energética de esta época del año, que se manifiesta en la naturaleza (período sin excesos de frío o calor, de luminosidad u oscuridad), en las relaciones humanas, o incluso en los rasgos de personalidad de quienes han nacido durante este mes (22 de septiembre al 23 de octubre).

::::::::::::::::::

Los movimientos de rotación y de traslación de la TIERRA determinan la forma en que los habitantes del planeta nos relacionamos con la noción cíclica del Tiempo. La rotación completa de nuestro planeta sobre su propio eje, se realiza en 23 horas, 56 minutos y 4 segundos, y lo denominamos DÍA. La vuelta completa  de traslación que efectúa la TIERRA alrededor del Sol la realiza en 365 días y 6 horas, y lo llamamos AÑO.

::::::::::::::::::

Puede establecerse un paralelismo entre los dos movimientos de la TIERRA, el de rotación y el de traslación. Como también puede hacerse entre ambas percepciones cíclicas del paso del tiempo: el día y el año. La sensación de repetición está presente cada día y también cada año. Durante el día se suceden constantemente el amanecer, la mañana, el mediodía, la tarde, el crepúsculo, la noche, la medianoche y la madrugada. De la misma forma ocurre con el año a través de las estaciones climáticas que se suceden unas a otras sin parar: la primavera, el verano, el otoño y el invierno. En el siguiente cuadro podemos ver claramente ese paralelismo.

————————————————————————————————————-

        DÍA               (Mov. Rotación)     AÑO           (Mov. Traslación)
Momento          Hora Estación (hemisferio Norte)        Fecha
MEDIANOCHE               00:00   SOLSTICIO                21 Dic
Madrugada                  00:01 – 05:59 Invierno                 21 Dic – 20 Mar
AURORA                          06:00   EQUINOCCIO           20 Mar
Mañana                       06:01 – 11:59   Primavera              20 Mar – 21 Jun
MEDIODÍA                       12:00   SOLSTICIO                 21 Jun
Tarde                           12:01 – 17:59   Verano                    21 Jun – 22 Sep
CREPÚSCULO               18:00   EQUINOCCIO             22 Sep
Noche                          18:01 – 23:59   Otoño                       22 Sep – 21 Dic

————————————————————————————————————–

Como se observa en el cuadro precedente, el momento actual corresponde al Equinoccio del Otoño (en el norte), que viene a ser el equivalente a la puesta de Sol diario, o lo que es lo mismo, al OCASO. Es el momento en que comienza a oscurecer y a disminuir el calor, bien se trate del día, o del año. Este paralelismo puede incluir también a la noción del tiempo mensual, basado en las fases lunares, y éste sería el equivalente al Cuarto Menguante lunar. Es el tiempo para el retiro, para evaluar lo realizado, para concluir los procesos, en fin, la preparación para la muerte, o para lo que está por acabar.

                                        II.- EL DURO PROCESO DE LA SANACIÓN 

::::::::::::::::::

QUIRÓN no es, en sentido estricto, un planeta. Pero, tiene un comportamiento similar, siendo mucho más voluminoso que el resto de asteroides y cometas. Está ubicado entre las órbitas de Saturno y Urano, y tarda 50 años en dar la vuelta alrededor del Sol.

::::::::::::::::::

QUIRÓN se encuentra ahora, con respecto a la Tierra,  en el punto vernal: los 00° de Aries. Desde ese punto zodiacal se halla en exacta oposición (180°) con el SOL del EQUINOCCIO, lo que le otorga una función destacada en el transcurso de los próximos 90 días. Su movimiento actual es Retrógrado, por lo que volverá a transitar por los últimos grados de Piscis, desde el próximo 26 de septiembre hasta que retorne al mismo punto inicial de Aries (00°), el 18 de febrero de 2019.

::::::::::::::::::

El ciclo de Quirón es de 50 años, lo que implica que cada medio siglo este planetoide retorna a su posición inicial. Su ciclo es irregular, transita por algunas zonas zodiacales en lapsos cortos (Leo, Virgo, Libra) que no supera los 2 años, mientras que por el lado opuesto (sectores de Acuario, Piscis, Aries) lo hace por un tiempo más prolongado, de hasta 9 años.

::::::::::::::::::

QUIRÓN no ocupaba el punto vernal, como ahora, desde que lo hizo alineado con el Sol -como en este momento- en los equinoccios de 1968 y de 1918. Son dos veces al año (en cada equinoccio) cada vez que ha quedado alineado con Sol y Tierra, asimilando y proyectando la energía solar sobre la zona ecuatorial de nuestro planeta.

::::::::::::::::::

QUIRÓN ES EL PERSONAJE MITOLÓGICO con el que se asocia al astro del mismo nombre. Se trata de un Centauro civilizado, de gran sabiduría y paciencia, que se dedicó a la enseñanza y transmitió a Esculapio (dios de la medicina e hijo de Apolo) sus conocimientos en el arte de la curación.  QUIRÓN destacó también por la forma en que asumió el sufrimiento de una herida incurable que había recibido en su muslo, ocasionada por la flecha que -por error- le fue lanzada por Heracles, en una riña entre centauros.

::::::::::::::::::

La EXPERIENCIA QUIRONIANA individual ocurre cuando este astro con forma de planeta transita por una posición destacada del mapa natal (Sol, Ascendente, etc.) o tiene incidencia en la colectividad, cuando se presenta -como ahora- ejerciendo un rol protagónico en la esfera celeste. Se trata de una experiencia dolorosa, que ocasiona sufrimiento, pero que este dolor y sufrimiento aparecen como factores purificadores, que liberan al alma (individual o colectiva) -a través de la consciencia– del daño ocasionado y provocan la sanación corporal, psíquica, emocional o espiritual.

::::::::::::::::::

Si fijamos la atención de los dos tránsitos precedentes de QUIRÓN sobre el punto vernal (1968 y 1918) se trataba de momentos históricos en el cambio de la Consciencia en la Humanidad. Ambos fueron períodos revoltosos, de inestabilidad, rebeldía y renovación.

1968: se expresó a través de la emblemática revolución del mayo francés, el movimiento pacifista contra la Guerra de Viet-Nam, el movimiento hippie, los procesos independentistas africanos o la lucha guerrillera latinoamericana, y las dramáticas muertes del Ché Guevara (oct. 67), Martin Luther King (abr. 68) y Robert Kennedy (jun. 68).

1918: se manifestó a través de la Primera Guerra Mundial (que finalizó en noviembre de ese año), La pandemia llamada Gripe Española que ocasionó entre 40 y 50 millones de muertes, los movimientos independentistas en Europa: Austria, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Armenia, Polonia, Checoslovaquia, Irlanda, la Reforma universitaria de Córdoba (Argentina) y el asesinato de la familia del Zar de Rusia (Nicolás II).

::::::::::::::::::

En esta ocasión, el alineamiento casi perfecto (más exacto que los anteriores de 1968 y 1918) de QUIRÓN con el Sol y la Tierra, nos permite inferir que la humanidad en su conjunto está en pleno proceso de asimilar una EXPERIENCIA QUIRONIANA, con tendencia a presentarse en muy diversas facetas, pero con un común denominador: el paso por un estado de dolor y sufrimiento, ocasionado por una herida incurable, que sin embargo, ayuda a pasar a un nivel superior de consciencia, que permite la sanación del cuerpo colectivo.

                              III.- EN MEDIO DE LA INESTABILIDAD EMOCIONAL

::::::::::::::::::

Por si fuera poco, en la noche del 24 de septiembre, se produce el PLENILUNIO. Es el primero -y el más importante- de los tres de esta estación climática que se ha iniciado con el EQUINOCCIO (Otoño en el norte y Primavera en el sur). Tal evento astral implica un alineamiento de cuatro cuerpos celestes: SOLTIERRALUNAQUIRÓN, pues ahora la LUNA LLENA se incorpora a la hilera planetaria que se había configurado con el EQUINOCCIO. Este hecho le otorga un carácter adicional a la fuerza quironiana, es el manejo emocional intenso y desbordado que le regala la LUNA MÁGICA. Ello requiere de un elemento contenedor del excedente energético, actividad para el cual se prepara el planeta de los límites y los controles, del temor y la seguridad, de la represión y de la severidad: SATURNO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s