CONTRADICTORIO CRECIMIENTO LUNAR EN OTOÑO

En el hemisferio norte el SOL pierde presencia y lo expresa a través del aumento de las sombras, el cambio de los colores en la vegetación y la disminución de la temperatura. Entramos en la última semana de su estadía en ESCORPIO, cuando está concluyendo el segundo tercio del Otoño.

Con la LUNA NUEVA del pasado 7 de noviembre, cuando nuestras dos luminarias se encontraron en el grado central del signo de Escorpio, comenzó la segunda mitad de la estación climática del OTOÑO. Es el momento en el que se evidencia la finalización del ciclo anual (solar). Pero, coincidente -contradictoriamente- con el inicio del ciclo mensual (lunar).

En esta última semana del paso del Sol por ESCORPIO, la LUNA desarrolla su fase creciente, cada noche permanece más tiempo en el cielo y nos regala más luz. Acabará la semana cuando haya alcanzado su total redondez y se aprecie más grande de lo habitual, debido a su cercanía al punto del Perigeo, cuando está más próxima a la Tierra.

La venidera LUNA LLENA de la noche del 22 para el 23 de noviembre, se producirá cuando la LUNA ingrese al signo de GÉMINIS y pocas horas después de que el SOL haya entrado en el signo opuesto: SAGITARIO. Será por tanto, un PLENILUNIO muy especial, pues se realizará un nuevo ALINEAMIENTO entre LUNA-TIERRA-SOL, acompañado por otros tres planetas, en calidad de testigos.

Dos de esos planetas estarán en conjunción con el SOL, en Sagitario. Son MERCURIO, en su condición retrógrada, y JÚPITER, iniciando su nuevo tránsito por ese signo.  Casualmente, ellos son los regentes de este PLENILUNIO, ya que MERCURIO es el gobernante de Géminis, donde estará la LUNA; mientras que JÚPITER es el de Sagitario, en donde se ubicará el Sol.

El tercer testigo es MARTE. Este planeta está comenzando su paso por Piscis, y desde allí forma un doble ángulo de 90° con la oposición de la LUNA con Sol, Mercurio y Júpiter. El guerrero MARTE absorberá toda la energía conflictiva de esa triple oposición de la LUNA y la irradiará como fuerza agresiva, violenta y desequilibrante en estos días.

En síntesis, la próxima LUNA LLENA de SAGITARIO (Sol), con ella en el portal de GÉMINIS, congrega la mayor de las contradicciones, última luminosidad lunar del Otoño, en medio de la oscuridad diurna de la temporada, y la unión de dos planetas antagónicos, como son Mercurio y Júpiter; y con la espada desenvainada de MARTE, en Piscis. Momento de enorme confrontación, que se manifestará en un exagerado desbordamiento emocional.

Los más afectados por esta confluencia de energías planetarias son los nacidos cuando el Sol ingresaba a los signos de SAGITARIO, GEMINIS, PISCIS y VIRGO, quienes reciben el impacto de ese caudal de energía contradictoria. Se trata del umbral de los cuatro signos mutables, que corresponde respectivamente a las siguientes fechas: 22-23 de noviembre (Sagitario), 21-22 de mayo (Géminis), 18-19 de febrero (Piscis), 23-24 de agosto (Virgo).

Uno de los personajes públicos que recibirá ese impacto agresivo, con potencial perturbación, desequilibrio, destemplanza e inestabilidad es el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien nació un día (23 noviembre 1962) en que el SOL se hallaba en el mismo punto en que ahora formará esa alineación desequilibrante, en plena LUNA LLENA, con Luna, Tierra, Mercurio y Júpiter (su regente), en máxima tensión todos ellos con Marte. A su vez, el planeta de la guerra estará ocupando el lugar de su Júpiter natal, que también recibe el impacto del Plenilunio. Además, el pasado 11 de agosto, un Eclipse de Sol caía sobre su Marte de nacimiento (18° de Leo), cuyos efectos aún pueden expresarse. El gobernante tendrá que mantener la serenidad y fortaleza interior para poder superar este momento tan fuerte, que corresponde, por añadidura a su Revolución Solar (23/11/18 – 23/11/19) de este año.

 

Anuncios

CONFLUENCIA CÓSMICA RELEVANTE: JÚPITER / LUNA NUEVA ESCORPIÓNICA / NODOS LUNARES

El TIEMPO DE LOS TIEMPOS nos regala un momento especial para la RENOVACIÓN de la ENERGÍA.

El SIETE DE NOVIEMBRE nos ofrece una LUNA NUEVA especial. Asistimos al MOMENTO CULMINANTE de lo que acaba y concluye, de lo que termina y muere, de lo que se desvanece y depura.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Es la LUNA NUEVA de ESCORPIO. Ella simboliza el FIN y el PRINCIPIO. El Omega y el Alfa de un proceso. La LUNA BALSÁMICA que la precedió (4/11 al 7/11) determina la necesaria limpieza, el deslastre, la purificación y la sanación. La LUNA NUEVA (7/11 al 15/11) impulsa la renovación, el inicio de un proceso al mero estilo ESCORPIANO, renacer del Ave Fénix, muerte que indica trascendencia y paso a un nivel superior de la existencia. El comienzo de algo radicalmente diferente.

Esta LUNA NUEVA ESCORPIANA viene acompañada con el final de la estadía de JÚPITER en ESCORPIO, signo en el que se ha mantenido los últimos trece meses, y es el estimulador de una nueva era de expansión y de crecimiento, cuando pase de nuevo (esta vez acompañado de la LUNA) a su signo natural SAGITARIO (8/11).

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

JÚPITER no regresaba a casa desde que lo hizo la última vez, hace DOCE AÑOS (noviembre 2006 a diciembre 2007). Ahora estará cómodo hasta que cambie de signo, y se estrene en Capricornio en pleno Solsticio y con Eclipse Solar, en diciembre de 2019.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Es el tiempo del crecimiento y la expansión, de la apertura a nuevas dimensiones, a nuevas experiencias, a nuevos procesos de integración. Son los aires del optimismo y el dinamismo de la aventura por nuevos espacios y nuevos territorios.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

También es el cambio del eje de los NODOS LUNARES. Los nodos lunares no son cuerpos físicos, sino zonas de confluencia de tres astros: la TIERRA y sus dos luminarias, el SOL y la LUNA.

Los NODOS LUNARES se ubican en la zona del cielo donde la órbita lunar se encuentra con la eclíptica del SOL (que a su vez se expresa con respecto a la órbita de la TIERRA), es el punto próximo a la longitud en donde se producen los eclipses (de Sol y de Luna). En realidad son dos puntos en la franja zodiacal, uno en su fase ascendente y el opuesto en su fase descendente, conocidos como Nodo Norte y Nodo Sur, respectivamente. Es un área de alta concentración energética y símbolo de vivencias extrasensoriales.

Desde el miércoles 7 de noviembre, los NODOS LUNARES salen de Leo y Acuario para introducirse en Cáncer y Capricornio (su recorrido es inverso a la trayectoria de los planetas). En cada pareja de signos opuestos y complementarios los NODOS permanecen 18 meses. Por tanto, se inicia el paso de los NODOS LUNARES por Cáncer-Capricornio en noviembre 2018 hasta mayo 2020.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para Venezuela y los Estados Unidos, así como para los países y personas nacidos cuando el Sol transitaba por los signos de Cáncer y Capricornio el período de ubicación de los nodos en ese eje suele representar procesos importantes de maduración y toma de consciencia, de evolución y crecimiento espiritual, que coincide -además- con alguno de los eclipses de Sol y/o Luna por donde estaba el Sol natal del país o persona.

El 2 de julio de 2019 se producirá un Eclipse Total de Sol muy cercano a la posición solar de Venezuela y Estados Unidos, que representa el momento culminante de este período noviembre 2018mayo 2020 de definiciones.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

La confluencia de la LUNA NUEVA ESCORPIANA, con la entrada de JÚPITER en SAGITARIO y los NODOS LUNARES en Cáncer-Capricornio determina un momento significativo de renovación y de cambio. De Fin y Comienzo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En la historia de Venezuela del Siglo XX sólo una vez ocurrió la confluencia de una LUNA NUEVA ESCORPIANA precediendo la entrada de JÚPITER en SAGITARIO, con la presencia de los NODOS LUNARES en el eje Cáncer-Capricornio. Eso fue el período entre el 27 de octubre (Luna Nueva)  y el 8 de noviembre (entrada de Júpiter en Sagitario), cuando el Nodo Lunar se ubicaba en la zona media (15°) de los signos de Capricornio y Cáncer.

Tal evento astral antecedió por pocas semanas al fallecimiento del General Juan Vicente Gómez, lo cual representó el fin de sus 27 años de gobierno y de la más férrea dictadura del pasado siglo, y abrió las puertas a los procesos democráticos que se iniciaron a partir del año siguiente (1936). Momento clave en el desarrollo político y modernización del país, considerado por muchos autores como la auténtica entrada de Venezuela en el Siglo XX.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En los Estados Unidos esa confluencia astral precedió a la primera de las tres reelecciones de Franklin Delano Roosevelt (1936), quien se convertiría en el artífice de la participación de ese país en la Segunda Guerra Mundial, que catapultó a los USA como el gran conductor y cabeza de la política internacional de Occidente.

Pocas horas antes de la LUNA NUEVA ESCORPIANA de este año 2018, (7 de noviembre) y de la entrada de Júpiter en Sagitario, y de los Nodos en Cáncer-Capricornio se realizaron las elecciones de mitad de período para la renovación del poder legislativo en los Estados Unidos, que otorgó al Partido Demócrata la mayoría en la Cámara de Representantes, aunque se mantenga el predominio de los republicanos en el Senado.

En apariencia, los resultados electorales incidirán de forma inmediata en la disminución de poder por parte del Presidente Trump, quien había venido ejerciendo la primera mitad de su mandato con el control total del Congreso por parte de los republicanos. Lo cual repercutirá en la continuidad de sus políticas, en la debilidad de su gobierno y en el descenso de sus posibilidades de obtener su pretendida y eventual reelección (2020).

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En el costado venezolano, el Presidente Maduro recibirá también el impacto de la llegada de JÚPITER a Sagitario, en simultánea con la posición de fuerza que representa el paso de los nodos lunares  por encima de su Sol natal.  Aunque Júpiter es su regente y se posa sobre su Sol, también crea un ángulo de 90° (cuadratura) con su Júpiter de nacimiento, generando distorsiones desfavorables en el proceso evolutivo personal del presidente venezolano.

Ya un mal presagio afectaba al mandatario suramericano, cuando el Eclipse Total de Sol del pasado 11 de agosto (apenas una semana después de un frustrado atentado en su contra) cayera exactamente sobre su Marte natal. Y Marte en tránsito, en su Revolución Solar de este año (23 noviembre 2018), refuerza la cuadratura entre los dos Júpiter: el de ahora sobre el Sol; y el de nacimiento (en Piscis), que estará recibiendo el tono agresivo del Marte vigente.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Las dos naciones (Venezuela y Estados Unidos) están siendo estremecidas por la acción simbólica de los nodos lunares. Los respectivos presidentes (Maduro y Trump) igualmente están siendo afectados por esta nueva llegada de JÚPITER a SAGITARIO, aunque a cada uno de ellos de forma diferente.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Estos eventos astrales del momento actual se adelantan a la fuerza simbólica del venidero domingo 11 de noviembre, cuando el día (11), del mes (11) y del año (2+0+1+8=11) se identifican con el poder transformador de esa onda energética con la que se asocia al número ONCE.