ÚLTIMO MENGUANTE DEL AÑO DEL PERRO

Con el ocaso del domingo 27 de enero, finalizando el primer mes del año, nuestra Luna entra en su fase Menguante. Es una semana completa que antecede a la segunda lunación después del pasado Solsticio invernal. Esta segunda lunación posterior al 21 de diciembre representa para la cultura china y oriental el acercamiento de la próxima primavera. Es ése el instante adoptado como inicio de un nuevo ciclo anual, el Año Nuevo Chino. Con ella culmina el año del Perro y comienza el año del Cerdo (que también se le conoce como del jabalí).

LO QUE FINALIZA

El día 27 de enero, en el momento en que se va desvaneciendo la presencia del Sol en el cielo (17:11, hora venezolana), la Super Luna de una semana antes, queda ahora reducida a la mitad. Esa noche sólo muestra una cuarta parte de su volumen, o lo que es lo mismo, la mitad de su cara visible.

Eso sucede en el mismo tiempo en que agoniza el mes de enero, y la Luna se ubica a 90° del Sol, reduciendo cada día esa distancia, su dimensión corporal y su presencia nocturna. Es la última fase de su ciclo sinódico, de 29 días y medio.

Este Cuarto Menguante (o Medialuna) se produce cuando el Sol transita por el grado 7 de Acuario, y la Luna hace lo propio por el mismo grado, pero de Escorpio. El signo de Escorpio, donde se origina este Menguante, es el sector del cielo por donde pasa el Sol en pleno otoño anual; el que se asocia con las terminaciones y los finales, con la transformación y con la muerte, con el Ave Fénix que resurge de sus propias cenizas.

Son muchas las razones para pensar que esta última semana del Año del Perro, con su Menguante escorpiano, es buena para despojarnos de lo que ya no sirve o no funciona, y para prepararnos para vivir un nuevo ciclo anual, en el proceso preparatorio de la Primavera.

LOS SIETE DÍAS LUNARES

El recorrido lunar de esta fase menguante y de esta semana, demorará SIETE DÍAS, casi exactos en que Luna y Sol avanzan a ritmos diferentes.

El SOL progresa y 07’; mientras que la LUNA transita por 98° y 07’ (pasando por 4 signos zodiacales (Escorpio, Sagitario, Capricornio y Acuario), en un lapso de 6 días, 23 horas y 54 minutos. Es decir, en el mismo período la Luna se mueve doce veces más rápido que el Sol, logrando alcanzarlo el lunes 4 de febrero a las 17:05 (hora venezolana).

Estos son los movimientos de la LUNA y otros astros, durante esta última semana del Año del Perro:

Fecha Hora / Condición de la Luna – signos – astros
27 Ene 17:11 LUNA MENGUANTE (07° Escorpio)
28 Luna se mantiene Menguante en Escorpio.
29 10:34 Luna ingresa en Sagitario – 22:53 Sol conjunción con Mercurio (9° Acuario)
30 20:24 Luna conjunción con Júpiter (17° Sagitario)
31 13:36 Luna conjunción con Venus (26° Sagitario) / 14:00: LUNA BALSÁMICA (27° Sagitario) / 20:48 Luna ingresa en Capricornio.
01 Feb 23:16 Marte en cuadratura con Plutón (22° Aries-Capricornio)
02 02:58 Luna conjunción con Saturno (15° Capricornio) / 16:15 Luna conjunción con Plutón (22° Capricornio) / 17:13 Luna cuadratura con Marte (22° Capricornio-Aries) / Sol en conjunción con la Luna Negra (13° Acuario).
03 06:54 Luna cuadratura con Urano (29° Capricornio-Aries) / 09:04 Luna ingresa en Acuario / 18:30 Venus ingresa en Capricornio.
04 Feb 17:05: LUNA NUEVA. Luna conjunción con Sol (15° Acuario). Inicio del Año Nuevo Chino: Cerdo de madera. Coincide con su paso por el Apogeo, la máxima distancia entre la Luna y la Tierra ( a 406.556 kms.)
  1. La doble conjunción de la Luna con Júpiter y Venus los días 30 y 31 de enero provoca un bello espectáculo en la madrugada del 31 por el cielo oriental, cuando la Luna aparezca delgadita entre esos dos brillantes planetas.
  2. El mismo día 31, la Luna se convierte en Balsámica, manteniendo un ángulo de separación con el Sol de 45°, coincidiendo desde allí con el planeta Venus, será entonces una Luna balsámica venusina.
  3. El 1 de febrero (23:16) fuerte ángulo de tensión planetaria: Marte y Plutón en cuadratura, reforzada por la presencia lunar sobre Plutón. Se trata de una energía muy fuerte, que conecta la violencia de Marte con el carácter aniquilador de Plutón.
  4. El Nuevo Año Chino, bajo el inicio del nuevo ciclo lunar -coincidente con la posición de la Luna Negra-, le da un toque misterioso y sombrío a este nuevo tiempo que está por comenzar.

TERMINAR PARA COMENZAR

Todo ciclo que se inicia coincide con el punto final de un ciclo anterior. Esta última semana del ciclo anual para la cultura oriental y la estrecha relación que se produce entre la LUNA MENGUANTE, en su modalidad BALSÁMICA, y el vislumbrar de la nueva primavera, representa el símbolo de los procesos de eliminación de residuos. Es un momento propicio para la desintoxicación (física, mental, emocional, espiritual) y la sanación. Es un período de purificación. Momento para prescindir de los desechos y prepararse para emprender una nueva etapa, un nuevo recorrido, que se identifica con el AMANECER. Ahora todo está en potencia, pero hasta tanto no se aniquile lo que pertenece a otra cualidad energética, que ya ha caducado, no se dispondrá de las fuerzas suficientes para dar el paso hacia el nuevo estado de la Consciencia, para dar a luz las nuevas formas del Ser.

Anuncios

LA SUPER LUNA ROJA

Durante la noche del domingo 20 de enero y la madrugada del 21, los habitantes del continente americano tendremos la oportunidad de vivir y observar un fenómeno astronómico singular: un Eclipse Total de Luna, que le cambia su color habitual, de un brillo blanco azulado a un tono opaco rojizo. Pero, no es cualquier eclipse, este acontecimiento estará acompañado por una cualidad especial, nuestra LUNA ahora se verá mucho más grande que de costumbre, por lo que es merecedora de una adjetivación superlativa: una SUPER LUNA ROJA. Estamos ante la más extraña Fúlgida Luna del mes de enero.

Este fenómeno singular congrega cuatro condiciones:

  1. Es la primera Luna Llena del año, la de enero y la segunda (central) del período invernal en el norte (o de verano en el sur). Representa el momento álgido de esa estación climática.
  2. La LUNA logra completar su figura redonda apenas 15 horas antes de su paso por el punto más próximo a la Tierra. Junto a la del próximo mes de febrero, serán las dos lunas más cercanas de todo el año, otorgándoles una dimensión superior al normal.
  3. ECLIPSE TOTAL. Por la latitud en la que se encuentra, en relación con el Sol y la Tierra, su cara visible quedará completamente ensombrecida. Será el único Eclipse Total de nuestra Luna en los siguientes 28 meses.
  4. EJE ACUARIO-LEO. El alineamiento de la Luna con Sol y Tierra, que es lo que produce la Luna Llena, ocurre cuando nuestras dos luminarias están ingresando simultáneamente a los signos de Acuario (Sol) y Leo (Luna), modificando la cualidad energética del momento.

En términos coloquiales este fenómeno fuera de serie se le conoce también como una SUPER LUNA ROJA. Super por el gran tamaño que aparenta, y Roja, por la tonalidad que adquiere al introducirse completamente dentro del cono de sombra que proyecta la Tierra.

La ocurrencia de este fenómeno astrofísico tiene una doble implicación: las condiciones físicas que lo caracterizan y su incidencia en el ámbito planetario: alteración del ambiente climático, meteorológico, marino, terrestre y biológico; así como su repercusión en las condiciones psíquicas, emocionales y conductuales –particulares y colectivas- de los seres vivos que habitan el planeta.

UNA LUNA QUE SE RUBORIZA A MEDIANOCHE

Todo Eclipse Total de Luna implica un proceso evolutivo, en el que nuestro satélite se va introduciendo progresivamente en la sombra emitida por la Tierra, primero ingresa en la penumbra, luego parte de su superficie se va oscureciendo más hasta introducirse totalmente en la sombra; de igual forma, al llegar al punto culminante, va saliendo parcialmente de la sombra, hasta quedar en la penumbra; y por último, recupera su brillo, mostrando otra vez toda su superficie iluminada por la luz solar.

Todo el proceso demora 5 horas y 12 minutos, de los cuales sólo 62 minutos corresponden al carácter Total del Eclipse, llegando a su punto de máxima manifestación a las 01:12 de la madrugada del 21 de enero.

A las 22:36 del 20 de enero la Luna entra en el área de penumbra que se crea por efecto de la sombra que proyecta la Tierra sobre ella; una hora más tarde, comienza a introducirse progresivamente en la sombra propiamente dicha, quedando totalmente oscurecida durante una hora y dos minutos (desde las 00:41 hasta las 01:43 del lunes 21 de enero); para luego irse retirando paulatinamente de la sombra, y reaparecer completamente, en todo su esplendor, a las 03:48 de la madrugada del lunes.

A diferencia de los Eclipses de Sol, los de Luna, aunque sean totales, no la ocultan; sino que ella queda opacada bajo un tenue manto colorado (a medio camino entre púrpura y naranja), debido al efecto provocado por la atmósfera terrestre, que disipa los rayos azul y violeta, prevaleciendo el color rojizo. Esa es la razón por la que se le denomina también Luna Roja, o Luna de Sangre.

Evolución del Eclipse en la noche del 20-21 de enero:

Datos precisos de la hora y fecha en que se inicia cada fase del eclipsamiento, y su duración:

Condición Tipo Inicio Hora Inicio Fecha Fin Hora Fin  Fecha Tiempo

Hr-min-seg

Penumbra 22:36:30 20 Ene 23:33:54 20 Ene 00:57:24
Parcial 23:33:54 20 Ene 00:41:17 20 Ene 01:07:23
TOTAL 00:41:17 21 Ene 01:43:16 21 Ene 01:01:59
Parcial 01:43:16 21 Ene 02:50:30 21 Ene 01:07:14
Penumbra 02:50:30 21 Ene 03:48:00 21 Ene 00:57:30
Tiempo acumulado por tipo de Eclipse
Tipo Horas Min. Seg.
Penumbra 02 36 30
Parcial 02 14 37
Total 01 01 59
            Momento culminante

ECLIPSE TOTAL SUPER LUNA

FECHA HORA
21 de Enero 01:11:46

Todas las horas corresponden a la hora local de Venezuela (Huso horario: 60° W: – 4:00 horas con respecto al Tiempo Universal).

EJE ZODIACAL: ACUARIO-LEO

Para el momento del Plenilunio Eclipsado, la Luna pasa por la longitud 00° 49’ del signo de Leo, mientras que el Sol se ubica en el punto opuesto, a pocas horas de haber comenzado su tránsito anual por Acuario. En ese eje se desarrolla todo el potencial de ambos signos. Representa la lucha entre la inteligencia, la iluminación, la rebeldía y la solidaridad de Acuario versus el impulso, la fuerza, el orgullo y la prepotencia de Leo.

Resulta de ello un cambio significativo en las actitudes humanas, pasando de un dominio racional (Sol) a una explosividad emocional (Luna), bajo el estilo de los dos signos zodiacales en que se encuentran ambas luminarias. Al acaecer en horas nocturnas, la influencia lunar en su modalidad Leo es la que está más expuesta, expresándose con mayor inestabilidad y descontrol.  

Éste es el último de los ocho eclipses (5 de Luna y 3 de Sol) que se habrán producido en el eje Acuario-Leo en los últimos dos años (desde el 11 de febrero de 2017 al 21 de enero de 2019). Guarda mayor afinidad con el anterior Eclipse de Luna en Leo, ocurrido en la noche del 11 de febrero de 2017.  Hasta febrero de 2036 no volverá a producirse ningún otro eclipse en esos dos signos zodiacales, cuando la Luna volverá a ocultarse desde Leo.

LA CONDICIÓN DE SUPER LUNA 

La Luna no modifica su tamaño, siempre mantiene el mismo volumen, lo que varía es la percepción que tenemos de ella, y eso depende de la distancia que la separa de la Tierra, y la posición que ocupa en el cielo, durante las horas nocturnas.

El fenómeno de SUPER LUNA consiste en la observación de una Luna Llena de superior tamaño al que muestra usualmente. Esta condición se adquiere cada vez que se produce simultáneamente dos eventos de orden diferente: Plenilunio y Perigeo.

En Plenilunio la Luna logra reflejar mayor cantidad de luz solar, proyectándola sobre la superficie terrestredesde donde la percibimos como un inmenso faro circular expuesto durante toda la noche, en movimiento este-oeste por la bóveda celeste.

El Perigeo consiste en el paso de la Luna por el punto más próximo a la Tierra, lo cual se produce cada cuatro semanas (en un lapso de entre 26 y 28 días). En su recorrido mensual alrededor de la Tierra, la distancia entre los dos astros varía constantemente, oscilando unos 50.000 kms. entre el punto más cercano (perigeo) y el más alejado (apogeo).  Lo que permite apreciar la diferencia del tamaño lunar en cada plenilunio.Sólo cuando coincide el Plenilunio con el Perigeo (unas dos veces cada año) se logra captar la LUNA con un tamaño extraordinario. Eso es lo que ocurre en la noche del 20-21 de enero y volverá a presentarse en la del 18-19 de febrero. La diferencia es que la de ahora pasa por un proceso de eclipsamiento (o enrojecimiento), modificando su brillo y apariencia, mientras que la de febrero se mantendrá inalterable durante toda la noche.

Cuando la Luna Llena aparece por el horizonte oriental, mientras el Sol se oculta por occidente (ocaso), también se ve más grande; pero, a medida que ella va ascendiendo en el cielo, aparenta reducir su tamaño, hasta observarse más diminuta, en el momento en que llega al zenit (a medianoche). Por eso, en el ocaso que da paso al anochecer del 20 de enero la percepción de la Luna tiene un aspecto espectacular.

VISIBILIDAD AMERICANA

Otra de las características más llamativas de este Eclipse Lunar es que será visible en su cualidad Total en todas las regiones de América, siendo el único continente que puede apreciar este fenómeno en toda su magnitud, pues sólo una muy pequeña porción de Europa (Portugal e islas británicas) puede captarlo, poco antes de la salida del Sol.

CATEGORÍA DEL ECLIPSE Y SU REPERCUSIÓN EN EL COLECTIVO

Todo Eclipse forma parte de un grupo o familia de eclipses; lo cual ha permitido desde la antigüedad prever con antelación la fecha y características de cada uno. El de ahora pertenece a la serie Saros # 134, que está compuesto por 72 eclipses, de los cuales 26 de ellos son totales. El de ahora es el noveno Eclipse Total de Luna de esa serie, que han ocurrido en los últimos 145 años.

LOS 8 ECLIPSES TOTALES DE LUNA PREVIOS DE LA SERIE SAROS 134

FECHA Posición Zodiacal
25-10-1874 01° Tauro 41’
04-11-1892 12° Tauro 41’
16-11-1910 23° Tauro 44’
27-11-1928 04° Géminis 51’
08-12-1946 16° Géminis 00’
18-12-1964 27° Géminis 11’
30-12-1982 08° Cáncer 24’
09-01-2001 19° Cáncer 36’

Como se desprende del cuadro anterior cada 18 años y 11 días se repite un eclipse similar, aunque ubicado 11° más avanzado en la longitud zodiacal.  Si se revisan los acontecimientos sociales sucedidos en esas épocas puede extraerse alguna idea del tipo de situaciones que pudieran presentarse en los próximos meses, que siguen al presente eclipse.

Por ejemplo, en el caso venezolano, existe una coincidencia entre las fechas de esos eclipses y los cambios constitucionales ocurridos en los años 1874, 1892, 1928, 1946, cuando a los pocos días de ese eclipse se instaló la nueva Asamblea Nacional Constituyente, que redactó la Constitución del 47; el de diciembre de 1964 coincidió con la incorporación de los partidos URD y FND al gobierno de AD (Ancha Base), en medio de la confrontación política armada de entonces; poco después del ocurrido al final del año 82, se produjo la debacle económica conocida como Viernes Negro (18-2-83); así como también el cambio político que se impuso desde el año 2001, a través de las leyes habilitantes de ese año.

NOCHE DE AGITACIÓN E INSOMNIO

La comprensión del fenómeno de SUPER LUNA ROJA, además del disfrute estético por la observación de ese espectáculo extraordinario, nos prepara para asimilar mejor la ocurrencia de situaciones que escapan a nuestro control y normalidad y que podrían afectarnos fuertemente.

Toda LUNA LLENA implica una alineación de la Tierra (en el centro) con el Sol, en un extremo, y la Luna en el otro. Ese fenómeno astrofísico crea una alteración natural en todos los elementos que habitan en el planeta Tierra, especialmente en los fluidos, tal como sucede con las mareas; pero también con la sangre y el funcionamiento hormonal de los seres animados.

En esta ocasión, tanto el domingo 20 como el lunes 21 tal situación se presenta en grado superlativo, debido a la mayor cercanía de la Luna a la Tierra, por una parte, y a su momentáneo oscurecimiento, por la otra.

Bajo las circunstancias antes citadas se estimulan las experiencias internas y se activan temores, angustias o fantasías. Como seres vivos y animados que somos, los factores de orden psíquico y biológico escapan al control de nuestra mente racional y voluntad, provocando comportamientos extraños y una conducta emocional desequilibrada, tales como grandes alegrías, euforias, melancolía, irritación, explosión de rabia, agresividad, hemorragias, inspiración, misticismo y ensoñación, entre otras.

Lo más sano y conveniente es disfrutar del espectáculo sideral nocturno, prevenir los desórdenes de comportamiento personal y ajeno, y ahondar en el conocimiento de nuestro propio ser interno.

Estamos ante el acontecimiento astronómico más destacado de este año 2017, el ECLIPSE TOTAL DE SUPER LUNA, que se manifestará en la noche del domingo 20 de enero.

 

 

 

 

2019: UN AÑO DE FINALIZACIONES Y DESENLACES

VISIÓN GENERAL Aquí encontrarás una visión general del nuevo año 2019, en el que nuestro planeta dará otro giro completo alrededor del Sol. Siempre es útil conocer las condiciones del Cosmos para este período, a fin de imaginar cómo te pudieran afectar en lo particular y prepararte para hacerle frente a los nuevos desafíos. Conviene aceptar las dificultades que puedan surgir en tu vida personal, disponerte a superarlas, con tus propias potencialidades y sacar el máximo provecho a las oportunidades que también se irán ofreciendo en el transcurso de los meses.

LUNA ESCORPIANA EN FASE MENGUANTE

El nuevo año comenzó con Luna Menguante transitando por el signo de Escorpio. Ambas condiciones aluden a la fase terminal de los procesos. Nos anuncia que durante este año debemos concluir etapas, cerrar capítulos de nuestra vida y prepararnos para emprender posteriormente nuevas tareas, una vez que hayamos extraído las lecciones correspondientes y asimilado sus respectivos aprendizajes. Se inicia un tiempo para deslastrarnos de todo aquello que nos impide evolucionar.

CON MARTE EN ARIES

Lo que sucede el primer día del año trae consigo la semilla de lo que se va expresar en los doce meses siguientes. En este caso, faltando apenas 1 hora y 49 minutos para que terminara el año 2018, Marte, el planeta rojo, se internó en su propio signo, Aries. Este planeta en ese signo representa el impulso y la acción, la fuerza combativa y la energía masculina activa, en su más elevado nivel, otorgándonos un poder especial para enfrentar los desafíos y luchar contra todo aquello que obstaculice nuestros propósitos. Nos habla de la posibilidad de incrementar la vitalidad y el entusiasmo en nuestras acciones y nos regala la valentía para encarar los nuevos retos.

PRIMERA LUNACIÓN: ECLIPSE PARCIAL DE SOL

En la noche que antecede al Día de Reyes ocurre la primera lunación del año: es la primera de las trece uniones que se producirán entre el Sol y la Luna. Tres de ellas tienen un carácter especial: en la primera (5 de enero), la séptima (2 de julio) y la última (26 de diciembre) el Sol quedará eclipsado por el paso de la Luna, indicando una tendencia a los cambios significativos a principios, mediados y finales de 2019. Es un año que comienza y termina con respectivos eclipses solares, presagio de las grandes transformaciones que se avecinan.

 

FECHA HORA TIPO POSICIÓN ZODIACAL
05-01-19

06-01-19

21:29 (Ven)

01:29 (Europa Central)

Parcial

SOL

15° Capricornio 25’

 

STELLIUM PLANETARIO

El mismo día del Eclipse, se produce una acumulación de energías planetarias en los primeros 20° de Capricornio. Con la llegada de la Luna y Mercurio a Capricornio (viernes 4, a las 14:56; y a las 23:41, respectivamente) se crea esa integración de fuerzas, que  se junta con las del Sol, Saturno y Plutón. Esta concentración durará 24 horas. El astro más lejano y pequeño (Plutón) recibe las ondas energéticas del resto de astros que ahora transitan por Capricornio, para otorgarle un clima de ruptura y terminación, asociado al Eclipse.

PAR DE SUPER LUNAS

Los dos primeros plenilunios del año ostentan características fuera de lo común, pues se trata de sendas Super Lunas. Tanto la del 21 de enero, como la del 19 de febrero podrán ser apreciadas por su extraordinario tamaño, debido a su tránsito esas noches por la zona del perigeo, punto de mayor cercanía a la Tierra, que las hará ver mucho más grandes que de costumbre. La primera de ellas (21 de enero) coincide además con un Eclipse Total de Luna visible en toda América. Son símbolos poderosos del ambiente de inestabilidad emocional que se manifestará en esas noches y de inquietantes expresiones de las fuerzas demoledoras de la naturaleza, sobre todo en las regiones marinas y costeras.

JÚPITER EN SAGITARIO

Como todos los años, el tránsito de Júpiter define el carácter del período, pues es el único de los astros que permanece un año completo en cada uno de los signos zodiacales, asimilando con él la fuerza de ese lapso. En esta ocasión el planeta de la expansión y el desarrollo se mantendrá casi todo el tiempo en Sagitario, activando los procesos de crecimiento y expansión personales, las relaciones internacionales y los conflictos globales. Un año para viajes y estudios que fomenten las relaciones diplomáticas y comerciales entre las naciones, así como una visión integradora del conocimiento humano.

CRISIS DE DESARROLLO: EL CONFLICTO JÚPITER-NEPTUNO

En tres ocasiones, el 13 de enero, el 16 de junio y el 21 de septiembre, JÚPITER formará un ángulo recto (90°) con NEPTUNO,  lo cual representa un conflicto entre dos fuerzas, la expansiva de Júpiter y al evasiva de Neptuno, indicando situaciones relacionadas con lo volátil, lo confuso, lo inasible y lo desproporcionado; razón por la cual hasta el último trimestre del año se sentirán los efectos de un ambiente poco racional, inundado de incertidumbres. Tal aspectación planetaria impide los deslindes y aleja las definiciones.

FIN DEL CICLO COMBINADO JÚPITER-SATURNO

El año 2019 representa la fase final del ciclo combinado de los planetas Júpiter y Saturno, preparatorio de un nuevo encuentro entre ellos, que se dará el próximo año. Así, cada veinte años se produce una renovación de las fuerzas de control y expansión de la sociedad, y éste como todos los años que lo anteceden, proveen las situaciones de desgaste y caducidad de los sistemas sociales que urgen ser renovados. En este 2019 seremos testigos de hechos sociales y sucesos naturales que encarnarán el estado de decadencia de los sistemas de organización y gobierno, a nivel regional y mundial.

LOS CAMBIOS DE SIGNO

Otro indicador del pulso anual viene dado por el cambio de signo de dos astros lentos. Tal es el caso de Quirón, que pasa de Piscis a Aries, y de Urano que se traslada de Aries a Tauro. Ello advierte una alteración de dirección en que se mueve la energía social, generando mayor inestabilidad en las estructuras y modelos económicos, que buscan consolidar una dinámica innovadora, bajo patrones diferentes. El estado de crisis por la que transita la economía mundial provocará cambios significativos en el uso que hacemos de los recursos naturales. El último mes del año le corresponderá el turno a JÚPITER, que pasará de Sagitario a Capricornio, desde el 2 de diciembre, fecha a partir de la cual los asuntos estructurales de gobierno y de poder comienzan a resolverse de manera más definida.

LIMPIEZA QUE PREPARA EL INICIO UN NUEVO PROCESO SOCIAL

La confluencia de los factores mencionados más arriba muestra el estado de ajuste y acomodación que regirá este año 2019, de cara a los grandes cambios que deberán acaecer el año próximo, punto final y punto de partida de un nuevo escenario mundial.