EL 20-M: DE PRONÓSTICO RESERVADO

                                   

                                    ELECCIONES PRESIDENCIALES EN VENEZUELA

La dualidad de un geminiano en fase transicional y el impulso aguerrido de un sagitariano emergente se enfrentan en la batalla electoral del 20 de mayo en Venezuela. Por primera vez se elige nuevo titular de la Presidencia en un día en que el Sol cambia su domicilio sideral (de Tauro a Géminis) y por primera vez se conocerá el resultado con nuestra Estrella Central  estrenando signo. 

Dos personajes antagónicos en sus signos natales (Sagitario y Géminis), en la condición lunar (Menguante y Creciente) y planetaria (Saturno y Júpiter). Uno de ellos estará tocado por la gracia y el encanto de Venus; el otro por la rabia y la agresividad de Marte. Trataremos de dilucidar a quién bendicen los astros y recibe el caudal de votos suficientes para obtener su derecho a ocupar el Palacio Presidencial.

                                     LA CUALIDAD DEL SIGNO SOLAR ELECTORAL

El domingo 20, pasadas las diez de la noche, cuando se den a conocer los primeros resultados electorales en Caracas, el SOL estará ingresando al signo de Géminis. Será la primera vez que ocurra una votación general para elegir Presidente de la República en Venezuela, bajo tan extraña modalidad zodiacal: elección con el Sol en un signo (Tauro) y conocimiento del resultado con el mismo Sol ya en otro signo (Géminis).

El 14 de diciembre de 1947 se celebró la primera elección universal, directa y secreta para escoger al Presidente del país. Desde entonces las primeras onces elecciones presidenciales (incluyendo aquella) se efectuaron con el Sol transitando por Sagitario (signo opuesto a Géminis). Posteriormente se celebró bajo el mismo signo del Centauro la del 3 de diciembre de 2006 (la única elección presidencial sagitariana de las 5 regidas por la Constitución del 99).

En otras cuatro oportunidades (todas después de la aprobación de la Constitución del año 1999) se consultó a la población sobre la persona que debería ejercer la Jefatura del Estado como Presidente Constitucional fuera del período tradicional sagitariano30 de julio de 2000 (mega-elecciones de relegitimación), 15 de agosto de 2004 (referendum presidencial), 7 de octubre de 2012 (cuarta elección sucesiva de Hugo Chávez) y 13 de abril de 2013 (para completar el período presidencial 2013-2019). Estas 4 votaciones atípicas se efectuaron con el tránsito solar por tres signos: Leo (2), Libra y Aries, respectivamente; dos de ellas en signos cardinales y otras dos en el mismo signo fijo (2000 y 2004).

En el año 2000, cuando se procedió a renovar los poderes del Estado para aplicar la nuevas disposiciones constitucionales, se convocaron elecciones generales para el 28 de mayo de aquel año, que de haberse efectuado, hubieran coincidido con el Sol geminiano, pero finalmente fueron pospuestas para dos meses más tarde, coincidiendo con el tránsito solar por Leo, el mismo signo del Presidente re-elegido (Chávez) y en día eclipsal.

Elecciones Presidenciales universales en Venezuela  (1947-2018)

Constitución Vigente FECHA Signo Solar
1947
1 14 Dic 1947 Sagitario
2 (a) 30 Nov 1952 Sagitario
1953  
3 (b) 15 Dic 1957 Sagitario
4 07 Dic 1958 Sagitario
1961  
5 01 Dic 1963 Sagitario
6 01 Dic 1968 Sagitario
7 09 Dic 1973 Sagitario
8 03 Dic 1978 Sagitario
9 04 Dic 1983 Sagitario
10 04 Dic 1988 Sagitario
11 05 Dic 1993 Sagitario
12 06 Dic 1998 Sagitario
1999  
13 30 Jul 2000 Leo
14 (c) 15 Ago 2004 Leo
15 03 Dic 2006 Sagitario
16 07 Oct 2012 Libra
17 (d) 14 Abr 2013 Aries
18 (e) 20 May 2018 Tauro/Géminis

(a) No fue una elección presidencial universal, sino de Asamblea Nacional Constituyente que fue la que designaría al Presidente (Pérez Jiménez). Fue considerada fraudulenta.

(b) No fue una elección presidencial. sino un plebiscito (no contemplado en la Constitución del 53) para decidir sobre la ratificación del Presidente para una nuevo período.

(c) No fue una elección presidencial, sino un referéndum inicialmente revocatorio, que culminó siendo ratificatorio, del período presidencial (2001-2007).

(d) Elección imprevista convocada para completar el período presidencial 2013-19 del Presidente fallecido.

(e) Elección adelantada (8 meses previos al inicio del próximo período presidencial 2019-25).

Del cuadro anterior podemos extraer como conclusión que:

  • sólo 5 de las 18 (28%) consultas electorales relacionadas con el ejercicio presidencial en la historia venezolana se han realizado fuera del tiempo en que el Sol pasa por Sagitario (22 de noviembre al 21 de diciembre), todas ellas bajo las condiciones establecidas en la Constitución vigente del año 1999.
  • A pesar de que esta Constitución prevé que la fecha de inicio del período presidencial es el 10 de enero del año correspondiente, ninguno de los dos únicos presidentes elegidos para ejercer esa función bajo la actual constitución (Chávez, en 2000 y Maduro, en 2013) comenzaron a ejercer sus propias funciones como tales en la fecha prevista constitucionalmente, sino seis meses antes (agosto 2000), en el caso de Chávez, y tres meses y 9 días después de iniciado, en el de Maduro (abril 2013).
  • Al contrario de lo ocurrido en las elecciones presidenciales de la segunda mitad del siglo XX, las correspondientes al presente siglo sólo una de las seis (16%) se realizó bajo el Sol Sagitariano (3 diciembre 2006). Veamos cómo estaba el cielo de esas otras cinco elecciones.

                                          LAS ATÍPICAS ELECCIONES NO SAGITARIANAS

  • Elección de la Relegitimación 2000: LEO.

ECLIPSE SOLAR NEPTUNIANO ANUNCIA EL SUEÑO DE LA REVOLUCIÓN

Culmina la jornada electoral con un Eclipse Parcial de Sol en Leo opuesto al planeta Neptuno en Acuario. El alineamiento entre Sol, Luna, Tierra y Neptuno proporciona un flujo energético de cambio profundo, pero basado en los sueños, ideales e imaginación, representado por el poder de Neptuno en el punto opuesto a la conjunción Sol-Luna. Adicionalmente, los planetas Júpiter y Saturno mantienen la fuerza de una nueva conciliación entre la posibilidad de expansión sin la sensación de contención, abriendo una nueva etapa de relaciones entre ellos para el ciclo 2000-2020. La conjunción Júpiter-Saturno que abría el nuevo ciclo se produjo el 28 de mayo de 2000, coincidiendo exactamente con la misma fecha en que estaba prevista efectuarse esa elección.

  • Referendum Revocatorio 2004: LEO.

LUNA NUEVA, MARTE Y URANO RENUEVAN EL COMBATE  

Tal como sucedió en la elección del año 2000, el Referendum Revocatorio fue realizado bajo el ímpetu del Sol en Leo, habiendo vencido el Presidente en ejercicio, nativo del mismo signo zodiacal. Ahora se repite la misma condición lunar: Luna Nueva de Leo, idéntica fusión entre el Sol y la Luna de entonces, a pesar del desesperado esfuerzo opositor por alcanzar la revocatoria del mandato. Coincide ese acto electoral con la oposición entre el valiente y aguerrido Marte frente al explosivo y sorprendente Urano, en el eje Virgo/Piscis, dejando ver que ese resultado electoral no acabaría con la pugnacidad y la agria confrontación política que se venía expresando desde 2001.

  • Elección 2012: LIBRA.

PLUTÓN Y LA LUNA ANUNCIAN LA CERCANA MUERTE

En el año 2012, cuando se realizó la última elección del Presidente Chávez, que no llegó a posesionarse del cargo en la fecha prevista por la Constitución, 10 enero 2013, debido a su grave enfermedad y posterior fallecimiento,  fue elegido en el momento en que la LUNA iniciaba su fase MENGUANTE, cuando transitaba sobre el Sol natal de Venezuela (12° Cáncer),  símbolo de disminución; y en oposición a PLUTÓN, el astro que representa la muerte, formándose entre los tres una figura muy conflictiva: Cuadratura en T con el Sol en el punto medio entre la oposición de Luna-Plutón. Más claro, imposible.

  • Elección 2013: ARIES.

EL PROTAGONISMO BÉLICO DE MARTE

El Signo de Aries está regido por MARTE, y el mismo día electoral se produjo su conjunción bienal con el propio SOL. Ambos astros colocados en el mismo punto zodiacal (25° de Aries) marcarían el clima belicoso del ahora Presidente emergente. El ambiente conflictivo, el protagonismo militar y la denominada “guerra económica” van a caracterizar todo el período madurista, que ha logrado sobrevivir bajo permanente fuego cruzado.

  • Elección 2018: TAURO-GÉMINIS.                                                                                  
  • EL SOL ANUNCIA LA TRANSICIÓN Y LA INDEFINICIÓN.                               
  • Con un pie en TAURO y otro en GÉMINIS (que vale por dos).

Ésta será la quinta elección presidencial que no se moldea al estilo sagitariano.

Tres de ellas (2000/2004/2013) compartían con Sagitario el mismo elemento (FUEGO); dos en Leo (2000-2004) y una Aries (2013).

La cuarta se produjo bajo el elemento aire (Libra, 2012). Esa fue una elección movida por el deseo de armonía y por el carácter transicional, propio de una Luna Menguante.

Ahora todo es diferente. Por vez primera la población venezolana acude al llamado a votar con una doble oposición, al más puro estilo geminiano. No es sólo la clásica confrontación gobierno-oposición, sino entre el gobierno vigente y la duplicada oposición, que se ha dividido en dos bloques: los que propugnan la inhibición, con el abstencionismo y los que propician el voto castigo, el voto anti-gobierno.

Será la primera vez que se elige al Presidente con el Sol terminando su recorrido por un signo zodiacal.

Ello denota una transición, en este caso entre la estabilidad propia de Tauro y la volubilidad típica de Géminis.

Por si fuera poco, el desenlace electoral ocurre con la entrada solar en el signo de los Gemelos, que nos anuncia la dualidad, la ambigüedad, la indefinición y la propia transición, ya que es el signo en que anuncia el tránsito de la primavera al verano, en el hemisferio norte.

                                                        UN NUEVO COMIENZO

No sólo el Sol está entrando en un nuevo signo (Géminis), sino que también están comenzando sus respectivos recorridos por nuevos signos zodiacales cuatro astros más: Venus en Cáncer, Marte en Acuario, Quirón en Aries y Urano en Tauro. Indicación de que el vigor de lo que está comenzando tiende a manifestarse.

La Luna Nueva va en franco crecimiento en Leo y termina formando un triángulo crítico (cuadratura en T) con Júpiter en Escorpio enfrentado a Mercurio en Tauro, que expresa la noción de liberación, la apertura de una válvula de escape a la alta presión que se siente en el ambiente social.

El día de la elección el planeta Plutón, que denota una fuerza oculta, transformadora, de mucho poder, se halla en conjunción exacta con un extraño símbolo astral, la Luna Negra o Lilith, punto de máximo alejamiento de la órbita lunar, que representa el carácter manipulador, secreto y maléfico que está detrás de una acción seductora. Se unen las fuerzas del planeta de la muerte y el inframundo (Plutón) con la de la energía femenina transformadora, misteriosa y mágica, que se oculta en la sombra de la noche (Luna Negra).

Una poderosa confrontación entre URANO y MARTE se despliega en la atmósfera colectiva. El primero, creador del caos y el desconcierto; y el segundo instigador de la furia y la pelea. Un ángulo cuadrado entre ellos, iniciando sus respectivos pasos por Tauro y Acuario, se asemeja a la condición astral de 2004, en la consulta refrendaria de entonces, provocando asombro, sorpresa y desconcierto.

Todo ello traduce una onda energética de novedad y de movimiento iniciatorio, llamado a superar las dudas y sacar los obstáculos del camino.

El resultado final concordará con las respectivas condiciones astrales de los correspondientes momentos natales de los dos principales contrincantes:

NICOLÁS MADURO Vs HENRI FALCÓN
Sol Sagitario   Sol Geminis
Luna Libra Menguante   Luna Virgo   Creciente
Cuadratura en T Mutable   Triángulo Armónico Agua
Saturno 6° Acuario   Júpiter 6° Acuario
Tigre de Agua   Búfalo de Metal
Número 7 (2+5=7)   Número 33 (maestro) / 3+3=6

Ambos signos solares están en oposición. Allí encontramos una doble confrontación entre ambos: Sagitario y Géminis son signos opuestos, y la cualidad de la primera mitad del primer tercio (decanato) de uno de los signos que rivaliza con el modo representativo de la segunda mitad del último tercio del otro signo zodiacal.

Maduro toma toda la fuerza impulsiva del signo Sagitario, mientras que Falcón asume la posición ambivalente y transicional de Géminis.

LOS DOS MAPAS

Aparte de pertenecer a signos contrapuestos y a estadios antagónicos, los mapas de nacimiento de ambos candidatos también poseen otras diferencias significativas.

  • CANDIDATO Evento Natal Condiciones Tránsitos 20-M
    MADURO Luna Menguante Libra Conjunción con Luna Negra Luna Creciendo 15° Leo sobre su Marte
    FALCÓN Luna Creciente Virgo Conjunción con Plutón Luna Creciendo 15° Leo sobre su Luna Negra

     

    Ambas lunas son contrarias en su fase. La de Falcón está en mayor sintonía con la del día de la elección (en proceso de crecimiento), mientras que la de Maduro se halla en sentido inverso. Ambas Lunas coinciden con la la unión que se produce en la jornada electoral entre Plutón (Falcón) y la Luna Negra (Maduro). Las sensaciones percibidas por los dos candidatos serán contrarias, aunque los dos deben atravesar por situaciones que suponen una exigencia de superación de manejos ocultos.

    MADURO Sol 01° Sagitario Conjunción con Mercurio 29° Escorpio Sol opuesto al Sol-Mercurio natal 29° Tauro-00° Géminis
    FALCÓN Marte 24° Leo Conjunción con Urano 23° Leo Marte en cuadratura con Urano 01° Acuario – 00° Tauro

     

    El SOL electoral estará transitado en oposición exacta a la dupla Sol-Mercurio de Maduro. Mientras que la presente cuadratura (90°) entre Marte y Urano comenzando Acuario y Tauro respectivamente, serán mejor asimilados por la conjunción producida en tiempos del nacimiento de Falcón.

     

    MADURO Venus 14° Escorpio conjunción con Neptuno 14° Escorpio Mercurio oposición con Venus-Neptuno 12° Tauro
    FALCÓN Venus 12° Tauro Oposición con Neptuno 09° Escorpio Mercurio conjunción con Venus 12° Tauro

     

    Mercurio electoral activa el Venus natal de Falcón, mientras que se opone a la conjunción Venus-Neptuno de Maduro.

    MADURO Sol 01° Sagitario Cuadratura en T con oposición Júpiter-Urano 04° Piscis/Virgo Sol 29° Tauro – 00° Géminis forma difícil Cruz Cósmica con Cuadratura en T natal.
    FALCÓN Quirón 06° Piscis Triángulo Armónico con Mercurio-Neptuno 08° Cáncer-Escorpio Venus 02° Cáncer en conjunción con Mercurio natal activa Triángulo Armónico con Quirón y Neptuno.

     

    La posición del SOL electoral convierte la Cuadratura en T de Maduro en una difícil Cruz Cósmica, activando las tensiones con los otros tres puntos zodiacales. Mientras que Venus, comenzando su recorrido por Cáncer, va acercándose al Mercurio natal de Falcón favoreciendo su triángulo armónico con Neptuno y Quirón.

     

    MADURO Saturno 06° Acuario Conjunción con Júpiter de Falcón. Marte a 06° Acuario en conjunción con su Saturno (contención).
    FALCÓN Júpiter 06° Acuario Conjunción con Saturno de Maduro. Marte a 06° Acuario en conjunción con su Júpiter (expansión).

     

    La posición del planeta Marte es importante, pues este año estará retrogradando (julio y agosto) y toca tres veces a los planetas natales de Maduro (Saturno) y Falcón (Júpiter) provocando las sensaciones de contención y expansión, respectivamente.

     

    FALCÓN Mercurio Rx 09° Cáncer En conjunción con el Sol natal de Venezuela. Posición planetaria personal sobre el Sol, Luna o Ascendente del país constituye un elemento propicio para la conexión con la población.

     

    Es de destacar que FALCÓN nació con Mercurio Retrógrado muy cerca del Sol natal de Venezuela. Mientras que MADURO es el único Presidente de los últimos 71 años que no posee ningún astro en conjunción con el Sol de la Patria. También sobresale la doble relación entre Venus y Mercurio en el mapa de Falcón, ya que Mercurio está transitando sobre su Venus natal y Venus lo hace también sobre su Mercurio natal. El mismo mensaje favorable, por partida doble.

EL APORTE NUMEROLÓGICO: UN DÍA NUEVE EN LA VIDA DEL SIETE Y DEL TREINTITRES

La fecha electoral (2+0+5+2+0+1+8=18=1+8=9) corresponde numerológicamente al último número de una sola cifra: el NUEVE (9). La energía de ese número remite a la idea de fin de un ciclo, de integración, de plenitud y de preparación para un  nuevo comienzo. Es el tres, tres veces, como una supra síntesis, la posibilidad del equilibrio y la perfección. La sumatoria de este número con la del nacimiento de cada candidato lo que hace es ratificar la energía con la que cada uno nació. El siete, en el caso de Maduro (2+3+1+1++1+9+6+2=25=2+5=7) y el treintitrés en el de Falcón (1+9+6+1+9+6+1=33), aunque el 33 se asimila al 6 (3+3=6), se le considera un Número Maestro, por repetir el mismo dígito, dándole un carácter superior. Este factor parece favorecer a Falcón, ya que el año electoral nueve conserva la fuerza del tres al cuadrado, y su número 33 mantiene armonía tanto con el 6 (3+3) como con el 9 (3×3).

EL ROL DESENCADENANTE DE URANO: EL FACTOR SORPRESA

El planeta Urano cumple con una función determinante en estas elecciones. Es el astro que simboliza los cambios abruptos, las situaciones inesperadas, la demolición de las estructuras (físicas, mentales sociales, culturales, religiosas o emocionales). Después de ocho décadas regresa al signo de Tauro; es decir, por vez primera se realizará una elección popular con Urano moviendo las materiales y sólidas estructuras de Tauro, y lo hace formando un ángulo de tensión con Marte, recién ingresado en Acuario, que es el signo regido por Urano. Ello nos habla de un período de cambios muy peleado, sometido a brusca confrontación.

LA ACCIÓN DE MARTE EN SU LUCHA POR EL PODER, AL ESTILO SATURNINO O AL MODO JUPITERIANO

Los dos principales pretendientes de esta contienda electoral coinciden en diversos elementos de la dinámica astral, uno de los más significativos es la posición ocupada por dos planetas antagónicos: Júpiter y Saturno, que representan dos formas de lucha por el poder: en Júpiter a través de la liberación y el descontrol, y en Saturno por vía de la castración y dominación.

Nacían los candidatos cuando uno de estos astros recorría los de Acuario. Henri Falcón comenzó a vivir cuando era Júpiter el que pasaba por allí, y Nicolás Maduro lo hacía cuando era Saturno el que habitaba ese espacio, 17 meses más tarde.

En esta contienda de finales de la segunda década del siglo XXI es Marte el que está pasando por allí, moviendo la fuerza combativa del respectivo planeta. Le corresponde al astro natal recibir su fuerza y su impulso para la batalla y para la victoria. Lo que al parecer favorece al ex-gobernador de Lara.

ESTÉRIL OPCIÓN ABSTENCIONISTA

En un tiempo como el presente, en donde la Luna Nueva va creciendo, cinco astros están iniciando sus respectivas pasantías por otros tantos signos, Urano se estrena desde Tauro y lucha contra Marte, se despliega una fuerza que propicia la acción y el combate, en lugar de la cómoda postura pasiva y replegada; por eso, el llamado a la abstención, aunque suene principista, carece de sentido, al menos en esta ocasión.

RESULTADOS ELECTORALES DEL 20-M Y SUS IMPREVISIBLES CONSECUENCIAS.

Todo parece indicar que cuando se cierre el evento electoral se impondrá un nuevo escenario político en el país, impactado por el asombro y la sorpresa. De cada uno de los tres ángulos con que se asume la contienda (candidatura oficial, candidatura opositora y abstencionismo) habrá desconcierto, estupefacción y extrañeza. Abstencionistas que a última hora cambiarán de opinión, carnetizados del Partido gubernamental que modificarán su voto y los que utilizarán la emisión del sufragio para castigar a unos y otros por no haber respondido a la confianza que se les había depositado.

A partir del inesperado y rotundo resultado se iniciará una nueva fase en el escenario político. Comenzarán las negociaciones y los acuerdos para buscar una salida consensuada. Pero, no habrá sido dicha la última palabra. Amanecerá el lunes 21 y veremos, con el primer Sol geminiano postelectoral buscando los matices, estimulando astucias, provocando ambiguas confusiones y emprendiendo nuevas formas de lucha, más sutiles.

El geminiano candidato tendrá que ejercer todo su verbo disuasivo y desarrollar una fina estrategia comunicacional para coronar en la mesa de discusiones una victoria superior a la que podría obtener en el escrutinio final. Lo difícil será convencer, con la palabra y la acción, con la moderación y el consenso, a sus propios votantes, a los más radicales abstencionistas, a la maquinaria roja y a parte de la comunidad internacional que ha amenazado con no reconocer ni las elecciones ni sus resultados, de que está en capacidad de liderar una nueva etapa en la vida política, económica, social, cultural, y espiritual de la nación.

Más allá de los símbolos observados y analizados aquí, no es fácil concluir cuál será el definitivo y último desenlace de esta batalla electoral. Saque Ud. sus propias conclusiones. El PRONÓSTICO queda bajo reserva, hay mucha tela por cortar, todavía.

Anuncios

LUNA BÚDICA Y PLANETAS CATASTRÓFICOS EN ACCIÓN

Hacia la Consciencia Colectiva de una nueva efervescencia cósmica

El año 2018 nos regala una extraña combinación: la relación del SOL con el satélite de la TIERRA y con el planeta más parecido a ella: MARTE.

La LUNA, simboliza la fuerza emocional, la pasión, la condición femenina, la intuición, la nutrición y la protección maternal. Se le relaciona con la diosa Selene, hermana de Helius (el Sol) y encarna la fertilidad de plantas y animales.

MARTE representa la capacidad de lucha, el instinto de supervivencia -en la pelea- y de perduración, mediante el sexo y la procreación, la impulsividad, la acción, la valentía y la competitividad. Se le asocia con el dios de la guerra, el arrojo, la temeridad, el afán de conquista y dominación.

En la noche del domingo 15 de abril nuestras dos luminarias se juntaron para provocar un alineamiento de ellas con nuestro planeta. Es el primer NOVILUNIO después del Equinoccio. Él marca la condición general del nuevo año astral que se inició el pasado 20 de marzo.

De la LUNA NUEVA de ARIES al PLENILUNIO de ESCORPIO...

…Cuando el SOL se somete a la acción combativa y violenta de MARTE, que este año ejercerá su poder con más intensidad, alcanzando la mayor cercanía a la Tierra de los últimos 15 años.

2018: AÑO DE COINCIDENCIAS DE CICLOS

Este año se sincronizan los ciclos de LUNA y MARTE. En tres oportunidades la relación de Luna y Marte es similar (marzo, julio y nov-dic), formando aspectos difíciles con el Sol. La más importante será la del 27 de julio, cuando Marte se halle en su punto más cercano a la Tierra y aunque tendrá mayor brillo y nitidez que de costumbre, en esa ocasión se verá opacado por la cercana presencia de la Luna Llena.

Ese día se produce el último Eclipse Total de Luna de este año y se presentará un espectacular alineamiento: de la Tierra con el Sol de un lado y la conjunción Luna/Marte del otro. Será la oposición del Sol con los tres astros, estando Marte en el punto culminante de su retrogradación de dos meses (26 de junio al 27 de agosto).

LOS TRES MOMENTOS DE LA TENSIÓN ENTRE SOL, LUNA Y MARTE

ASTRO Aspecto SOL Posición Zodiacal Fecha Configuración
LUNA Cuadratura 4° Cáncer/Aries 24 marzo Cuadrat T / opos. Marte
MARTE Cuadratura 4° Capric/Aries 24 marzo Cuadrat T / opos. Luna
   
MARTE Oposición 5° Acuario/Leo 27 Julio Eclipse / conj. Luna
LUNA Oposición 5° Acuario/Leo 27 Julio Eclipse / conj. Marte
   
LUNA Cuadratura 8° Virgo/Sagitar 29 Nov. Cuadrat T / opos. Marte
MARTE Cuadratura 10° Pisc/Sagitar 2 Dic. Quinc. Luna

ASPECTOS DEL SOL CON LOS PLANETAS CATASTRÓFICOS (Marte, Urano y Plutón) y de ellos entre sí. 

A la fuerza agresiva y violenta de MARTE se le suma su fuerte conexión con otros dos planetas catastróficos: URANO y PLUTÓN.  He aquí un cuadro que muestra las fechas y posiciones zodiacales en la relación del SOL con los tres planetas catastróficos:

ASTRO Aspecto ASTRO Fecha Posición Zodiacal
SOL Cuadratura MARTE 24 Marzo 04° Aries/Capric
SOL Oposición MARTE Rx 27 Julio 04° Leo/Acuario
SOL Cuadratura MARTE 2 Diciemb 11° Sagit/Piscis
     
SOL Conjunción PLUTÓN 9 Enero 19° Capricornio
SOL Cuadratura PLUTÓN 11 Abril 21° Aries/Capric
SOL (*) Oposición PLUTÓN Rx 12 Julio 20° Canc/Capric
SOL Cuadratura PLUTÓN 12 Octub 19° Libra/Capric
     
SOL Cuadratura URANO 14 Enero 25° Capric/Aries
SOL Conjunción URANO 18 Abril 28° Aries
SOL (**) Cuadratura URANO 25 Julio 3° Leo/Tauro
SOL Oposición URANO 23 Octub 01° Esc/Tauro
     
MARTE Conjunción PLUTÓN Rx 26 Abril 21° Capricornio
MARTE Cuadratura URANO 16 Mayo 00° Acuar/Tauro
 

(*) Coincide con Eclipse Solar plutoniano (Luna conjunción Sol y oposición Plutón).

(**) Formación de cuadratura en T (Marte opuesto al Sol y cuadratura con Urano), que antecede al Eclipse Lunar marciano (Luna conjunción con Urano, ambos opuestos al Sol) del 27 de julio.

Nótese el período de fuertes aspectaciones planetarias entre el 24 de marzo y el 16 de mayo, y las difíciles alineaciones planetarias de los Eclipses de julio (12 y 27).

TEORÍA DE LAS CATÁSTROFES

El matemático francés René Thom estableció una teoría para describir y explicar los cambios que pueden ocurrir en la naturaleza, o los sistemas químicos físicos y biológicos, cuando se pasa de un estado de equilibrio a una dinámica desordenada de cambios. Dicha teoría guarda un cierto grado de relación con la denominada Teoría del Caos.

En el campo de la astrología, tomando en consideración la simbología de los planetas Marte (agresividad y violencia), Urano (transformaciones abruptas y caóticas) y Plutón (pérdidas, alteraciones radicales y transmutación profunda), cuando se produce una relación angular (aspecto planetario) entre ellos y en relación con el Sol, la Luna y la Tierra, es previsible que se presenten en ese tiempo cambios estructurales que pueden ser percibidos como catastróficos, entendiendo éste último término no sólo como eventos trágicos en la naturaleza o en las relaciones sociales, sino como una alteración profunda del estado de quietud propio de un sistema equilibrado.

En el transcurso de este año 2018, cuando Marte se acerca a la Tierra como no lo hacía desde 2003, y Urano cambia transitoriamente de signo zodiacal (pasa de Aries a Tauro entre los meses de mayo y noviembre), se establecerán condiciones peculiares de tensión entre ambos astros que apuntan a la creación de un clima de inestabilidad provocador y acelerador de modificaciones sustanciales en la dinámica natural y social que se expresa en nuestro planeta.

A la relación entre los mencionados planetas se le suma la posición destacada de PLUTÓN en Capricornio, ya que finalizando el mes de abril (26) recibe el paso de Marte, y luego en julio los dos planetas se alinearán con nuestras dos luminarias (Sol y Luna) en los eclipses respectivos del 12 y el 27.  Por si fuera poco, el planeta Urano se unirá a la disonante música del eclipse lunar, cuando integre con la alineación Sol-Tierra-Luna-Marte una difícil configuración planetaria conocida como Cuadratura en T, al ubicarse en ángulo recto (90°) con todos ellos.

Después de ocho años continuos de Urano en Aries, en el mes de mayo cambiará a Tauro para modificar el ambiente de estabilidad propio de ese sector zodiacal. Pero, ese cambio se produce justamente cuando el belicoso Marte entra simultáneamente al signo de ACUARIO, que es precisamente el signo regido por URANO. Se crea así un ángulo de fuerte tensión entre estos dos planetas que hemos denominado catastróficos.

Véase en el siguiente cuadro cómo en un brevísimo lapso de tan sólo 15 horas y 40 minutos se produce el respectivo cambio de signo de Marte y Urano, así como la carga de tensión entre ellos alcanza su punto máximo, al ubicarse a 90° uno del otro, en los llamados signos fijos (Tauro y Acuario).

ASTRO EVENTO FECHA HORA
URANO Ingreso a TAURO 15 Mayo 11:24
MARTE Ingreso a ACUARIO 16 Mayo 00:56
URANO/MARTE Cuadratura (90°) 16 Mayo 03:04

LA LUNA DEL BUDA

El segundo Plenilunio después del Equinoccio Primaveral, conocida también como la Luna del Buda, por considerarse (según la Leyenda) que bajo ese momento cósmico se produjo tanto el nacimiento de Siddharta Gautama, como el de su iluminación, y también de su fallecimiento. Es también el momento en que tradicionalmente se realiza el WESAK o Festival de la Primavera. Ello ocurre cuando el Sol está en Tauro y la Luna en Escorpio, suele pasar en mayo, pero este año 2018 se presenta en el penúltima noche de abril.

A las 20:59 (hora de Venezuela) del domingo 29 de abril se produce el PLENILUNIO. En ese momento se crea la alineación del Sol y la Luna con nuestro planeta, en el eje formado desde los 09° 39′ de los signos opuestos de Tauro (Sol) y Escorpio (Luna). Por el horizonte occidental desaparece Orión con el Sol  y por el Este surge Escorpio con la Luna. Es la narración mitológica de la rivalidad entre el Toro y el Alacrán, o entre el cazador (Orión) y la serpiente (Ofiuco).

El cielo del Plenilunio escorpiano mantiene la difícil conjunción PLUTÓN-MARTE en Capricornio, dos astros que sintonizan en su carga de destructividad y violencia instintiva. Al mismo tiempo que SATURNO, el planeta que los rige, se halla en una posición de equilibrio con nuestras luminarias (a 60° de la Luna y a 120° del Sol), representando un esfuerzo mayúsculo por mantener el equilibrio de las fuerzas en pugna: la del SOL buscando estabilidad y coherencia, y la de la LUNA, dejándose llevar por el impulso pasional, irracional, intuitivo y misterioso, de su paso por la condición transformadora de Escorpio.

Desde el 17 de abril, coincidiendo con la unión de SOL y URANO (18), el planetoide QUIRÓN comenzó una nueva vuelta por la esfera zodiacal, después de haber estado siete años transitando por Piscis. No regresaba a la puerta de ARIES desde que lo hiciera en aquellos convulsos tiempos del Mayo Francés de 1968.

Renace ahora la posibilidad de un nuevo giro de los procesos de aprendizaje del alma: del dolor y el sufrimiento que genera toda confusión y provoca toda incertidumbre, para sanar con Amor y Conocimiento, restituyendo el equilibrio perdido que se avizora en los próximos dos trimestres del presente año.

Este cielo tan convulsionado por las energías planetarias y tan iluminado por el reflejo lunar, nos abre la oportunidad para tratar de asumir y aceptar aquello que no es obvio, que se mantiene oculto y que conlleva la necesidad de transformar lo que es por aquello que está llamado a ser. Implica dar paso a un nuevo momento en la Consciencia humana y en el desarrollo de un modelo creativo que supere lo caduco y posibilite el brinco a un nuevo estadio de la evolución de la especie, del planeta y del Espíritu que lo guía.

UN MES DE MARTE MUY MOVIDO Y CON DOS LUNAS

Habrá que esperar 19 años para volver a tener un mes de Marte con dos Lunas. No ocurría un fenómeno como éste desde el último año del pasado siglo.

El mes se inauguró con el primer PLENILUNIO y se despedirá con el segundo. Esa segunda Luna Llena del mes se le conoce como LUNA AZUL (la segunda consecutiva, después de la enero). El término azul no se refiere a su color, sino al diminutivo de una palabra derivada del inglés antiguo y que quedó como BLUE, pero que hacía referencia a la traición.

Se consideraba una traición a la irregularidad del comportamiento lunar, cuando por razón del calendario gregoriano, se establecieron meses de 31 días, superando al mes lunar de 29 días y medio; por lo que la acumulación de los días sobrantes durante dos o tres años, hace posible que en un mismo mes calendario ocurran hasta dos Lunas Llenas. También se le da ese nombre cuando en una estación climática (tres meses) en lugar de tres plenilunios, pueda presentarse una cuarta Luna.

Cuando ello ocurre la situación comentada al comienzo del año, como en efecto sucedió, el fenómeno se repite dos veces: enero y marzo, ya que febrero, que está entre los dos, es un mes con sólo tiene 28 días (también gracias al calendario gregoriano). Así, una doble Luna Azul consecutiva sólo se puede producir en los primeros meses del año, una vez cada 19 años.

En la mayoría de los calendarios antiguos el inicio del año se hacía coincidir con los equinoccios, bien sea de primavera o de otoño, pues es cuando el Sol se halla lanzando sus rayos perpendicularmente sobre el ecuador terrestre. Eso sucede en los meses de Marzo y de Septiembre. Marzo le debe su nombre al dios Marte, el guerrero; y Septiembre, a su condición de “Séptimo” mes, contado desde el equinoccio anterior (marzo).

El planeta MARTE, es considerado el regente del signo ARIES porque existe una conexión entre la fuerza impulsiva que simboliza ese planeta y la que representa ese signo. Es el resurgir impetuoso de la naturaleza, con la llegada de los rayos solares y el nacimiento de la vida. Marzo es, por tanto, signo de vitalidad, entusiasmo, fuerza y espíritu emprendedor, así como lo es también el dios MARTE.

La LUNA AZUL, la segunda del doble Plenilunio de Marzo, lleva una carga simbólica y emocional de la irrupción de la novedad, de la atipicidad, de lo bizarro, de lo extraño. Por ello, se asemeja a la noción de TRAICIÓN. Este marzo sugiere acontecimientos que rompen con la rutina y con los estereotipos.

El año 1999, cuando ocurrió la anterior doble Luna Azul de marzo, fue rico en sucesos que cambiaron el rumbo de la cotidianidad. Marcó un antes y un después. Una alteración de la dinámica social y política, en el caso de Venezuela.

Qué nos trae este Mes de Marte, aparte de sus dos lunas? He aquí los eventos astrales del mes:

El primer día del mes nos regala una Luna Llena especial. El alineamiento del Sol, con la Tierra y la Luna ocurre con la incorporación de NEPTUNO. El planeta que se identifica con el “dios de los mares” es el que va a dictar la pauta de la primera semana, tiempo en que permanece su cercanía al SOL.

NEPTUNO se conecta con el mundo interior, con los procesos inconscientes, con la imaginación exacerbada, el misticismo, la enajenación, el engaño, la confusión y las tormentas marinas.

El domingo 4, se juntan Sol y Neptuno en simultánea con Mercurio y Venus, que se despiden de Piscis, formando una triple conjunción con Quirón. Dos días después ambos planetas pasan al signo de Aries.

La llegada de Venus y Mercurio a Aries se manifiesta por reacciones mentales rápidas y expresiones espontáneas. No hay el debido control de la palabra y ésta adquiere un toque agresivo. Al mismo tiempo los sentimientos y la sensualidad de Venus se desbordan.

Mercurio permanecerá en Aries más del doble del tiempo en que suele visitar un signo, pues en esa zona zodiacal tendrá su período de retrogradación de tres semanas, extendiendo su estadía en ese signo por más de 60 días.

El viernes 9, junto al Cuarto Menguante lunar, comienza la primera retrogradación de este año, de la mano de JÚPITER, el más voluminoso de los planetas, ubicado en Escorpio. Tal condición estimula la introspección excesiva y la inhibición de las exageraciones y los desmanes.

El segundo MARTES TRECE consecutivo (ya lo habíamos tenido en febrero) augura situaciones dolorosas. Simultáneamente, la sensualidad de VENUS ariana quedará restringida por el poder de Saturno, que forma un ángulo cuadrado (90°) con el astro del Amor y la Belleza. Ese mismo día, su contraparte MARTE, regente del día y del mes, estará también en otro ángulo recto con QUIRÓN. Y por si fuera poco, a partir de ese momento se inicia el estadio BALSÁMICO de la LUNA, que se extenderá hasta la siguiente Lunación cuatro días más tarde.

Recordemos que la fecha TRECE se identifica con la energía encerrada, cuadrada, cuadriculada: 1+3=4. y la doble cuadratura VENUS/SATURNO y MARTE/QUIRÓN bajo la condición BALSÁMICA de la Luna, promete un ambiente de restricciones y de adversidades que persiguen la evolución y sanación, a través de los dolores que provoca. Todo ello prepara el terreno para el…

…NOVILUNIO QUIRONIANO.

El sábado 17, se vuelve a producir un alineamiento entre el Sol, la Luna y la Tierra; pero esta vez con la participación de QUIRÓN, el Curador Herido, para cerrar la fase Balsámica de la Luna. Indicación de acontecimientos que generan sufrimiento, pero que promueven la recuperación y la sanación. También se produce en la misma fecha la llegada de MARTE a Capricornio, signo en el que no se encuentra cómodo. Todo ello como preparación para el…

…EQUINOCCIO DE PRIMAVERA.

Será al mediodía del MARTES 20, cuando el SOL cruce el ecuador para iniciar su periplo de seis meses por el norte. Marca el inicio del año astronómico y comienza un nuevo recorrido solar por la rueda zodiacal. Es el arranque del mes de ARIES, que está regido -como lo hemos señalado- por el propio MARTE, que ahora gobierna al Sol.

En ese preciso instante del ingreso de SOL a ARIES, cruzando el ecuador, a las 12:17 del MARTES 20, se forma un ángulo casi exacto de 90° entre el SOL en el Zenit y MARTE a punto de ocultarse por el horizonte occidental. Es el aspecto más fuerte de ese mapa y crea una corriente de energía con altos índices de agresividad y violencia, que indican la tónica de los meses por venir. El Sol en lucha con su gobernante MARTE.

El mismo día del Equinoccio, vuelven a coincidir en el mismo punto VENUS y MERCURIO, tal como pasó dos semanas antes. La primera vez (domingo 4) Mercurio era más veloz que Venus,, habiéndolo alcanzado y superado, Pero el 20 de marzo, ya Mercurio se está deteniendo y es Venus el que lo alcanza, lo vuelve a superar y lo deja atrás. Extrema sensibilidad venusina que es transmitida por el altavoz mercuriano.

En la noche del 22 de marzo MERCURIO comienza su primera retrogradación de este año.  Lo hará desde los 17° de Aries hasta los del mismo signo. Permanecerá un total de 23 días en esa condición del 23 de marzo al 15 de abril. Las dificultades para los acuerdos, los traslados, la transmisión de ideas y pensamientos, el intercambio de bienes y servicios, así como el entendimiento en general, estarán en apuros.

El sábado 24 nos ofrece una configuración astral muy especial, otra vez con el protagonismo de MARTE. Se trata de la LUNA en CUARTO CRECIENTE bajo el formato de una CUADRATURA en T; es decir, el SOL se ubica en el punto medio de la oposición LUNA/MARTE, todos a 4° de los signos cardinales: SOL en ARIES, LUNA en CÁNCER y MARTE en CAPRICORNIO. De esa forma el SOL forma par de ángulos críticos de 90°: uno con la LUNA y el otro con MARTE, su regente. Predomina la sensación de agresividad y conflicto, por el antagonismo de los tres astros.

Se acaba el mes de Marte  bajo un clima muy emocional: la LUNA AZUL del PLenilunio, en Libra,junto con la llegada VENUS a su signo natural (TAURO), promueve un estado de hipersensiblidad, en el que los sentimientos afloran con facilidad y se refuerzan los estímulos sensuales.

Un mes lleno de acción, de retos y de experiencias que conducen a la liberación y a la sanación de todo aquello que perturba y obstaculiza el crecimiento personal.

 

 

PERRO ENAMORADO Y ECLIPSADO

En la tarde del jueves 15 de febrero la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra, en casi perfecta alineación, con Mercurio muy cerca, como testigo excepcional.

Es el primero de los tres eclipses parciales de Sol que nos regala el cielo en 2018.

Coincide con la segunda Luna Nueva después del Solsticio de Invierno (en el norte), fenómeno que marca para la astrología china, el nuevo año, esta vez, dedicado al Perro (como signo zodiacal).

La razón de que esa condición astronómica indique la celebración del Año Nuevo para los chinos, reside en que esta segunda lunación post-solsticio señala el comienzo de la declinación de la estación invernal en el norte; por tanto, anuncia la próxima llegada de la Primavera.

El día anterior (14 de febrero), se celebra en la cultura occidental cristiana, el Día de San Valentín, supuesto sacerdote mártir de la antigua Roma, que en esos días pre-primaverales casaba a las jóvenes parejas contraviniendo las órdenes del Emperador Romano (1).

Se conjugan así, en un todo, la Luna Nueva, El Año Nuevo chino (Perro), el día del Amor y el Eclipse de Sol, como anunciación de la próxima primavera.

ECLIPSE PARCIAL DE SOL

A las 16:52 (hora de Venezuela) del jueves 15 de febrero ocurre el Eclipse Parcial de Sol.

Sol y Luna se encuentran en el grado 27 del signo de Acuario. Ambos astros en conjunción con Mercurio, que transita por el grado 26 del mismo signo.

Todo el proceso de eclipsamiento solar tiene una duración de 3 horas y 52 minutos, comenzando a las 14:54 y concluyendo a las 18:46.

El máximo oscurecimiento del Sol afecta al punto geográfico ubicado a 71° de latitud Sur y casi de longitud Este. Podrá ser visto en el Cono Sur de Suramérica (sur de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay) y en la Antártida.

Es el Eclipse Parcial 17 de un total de 31, que integran junto con otros 40 eclipses anulares más, la totalidad de los 71 eclipses solares pertenecientes a la serie de Saros 150, que se inició el 24 de agosto de 1729 y concluirá el 29 de septiembre de 2991 (a lo largo de 1262 años).

Este Eclipse Parcial de Sol afecta la misma zona zodiacal (27° Acuario) que los ocurridos el 16 de febrero de 1999 y de 1980.

EL STELLIUM ECLIPSAL

Una enorme concentración planetaria acompaña a este Eclipse. Desde las 09:35 del jueves 15 hasta las 11:07 del sábado 17 (49 horas y 32 minutos) un total de cinco astros ocupan un reducido espacio de 20° de la circunferencia sideral; es decir, en el 6% del espacio disponible se aglomera el 50% de los astros.

Para el momento del Eclipse, Mercurio, Luna, Sol, Venus y Neptuno se concentran entre el grado 26 de Acuario y el grado 13 de Piscis. Se produce así un desbalance de fuerzas, pues se mezclan las condiciones energéticas de todos estos astros en un área muy reducida del zodíaco, en una suerte de mega conjunción, conocida como STELLIUM.

La referida concentración planetaria le otorga al ECLIPSE PARCIAL DE SOL un carácter especial, pues al símbolo de erupción volcánica que reviste la alteración de la energía solar que supone todo oscurecimiento de una parte del Sol, por la interferencia de la Luna, se le suma esta vez, el influjo del carácter ambivalente mercuriano, el afán conciliador de Venus y la confusión de Neptuno, vinculada con los procesos transformadores de Acuario. creando entonces una suerte de onda impulsora de cambios en la esfera social.

INTERPRETANDO EL LADRIDO

Se inicia un nuevo Año Chino. El PERRO, con su don de la amistad y lealtad, se hace presente para guiar a la humanidad en su proceso de adaptación a los cambios.

Desde el jueves 15, comienza otra historia. Desde el Sur se expande la onda de inestabilidad que alcanzará su punto de ebullición con la Luna Llena del 29 de abril.

Para mediados de julio, cuando  el siguiente Eclipse Parcial de Sol (12 de julio) ocurra bajo el poder aniquilador de Plutón, el proceso de transformación impulsado mostrará sus controvertidos frutos.

El ladrido del Perro enamorado, ahora eclipsado, es la señal que nos alerta sobre la onda que atravesamos en este período de desajustes, rupturas, terminaciones y desenlaces.

_____________

(1) — La fiesta de San Valentín proviene del siglo VI (498) cuando fue incorporado al santoral católico, y luego eliminado en 1969, por el Concilio Vaticano II. Eran fiestas que sustituían a las lupercales paganas de la antigüedad. Celebraciones asociadas con la cercanía de la primavera, en que se efectuaban rituales al florecer de la sexualidad en los jóvenes, a semejanza de lo que ocurre con las otras especies animales.

QUÉ LUNA TAN LUNA! SUPER LUNA, AZUL, ROJA Y ECLIPSADA

UN PLENILUNIO SUPER ESPECIAL

El miércoles 31 de enero se produce un fenómeno muy peculiar: nuestro satélite adquiere una dimensión superior, ya que reúne varias condiciones que la hace romper con los patrones convencionales de lo que cada 29 días y medio sucede cuando se opone al Sol y muestra la totalidad de su cara visible al planeta Tierra: un PLENILUNIO.

He aquí las tres características más llamativas de esta Luna Llena:

  • SUPER LUNA. Tan sólo 27 horas y 32 minutos antes de llenarse completamente de luz la esfera lunar, nuestro satélite ha pasado por el punto más cercano a la Tierra, a tan sólo 358.998 kms. de su superficie. Por tanto, para el momento del Plenilunio la Luna se halla a 363.396 kms., unos 20.000 kms. más cerca de lo que es su distancia promedio de la Tierra (382.000 kms.).  Por eso, se ve más grande y brillante que lo habitual. Sin embargo, no llegará a apreciarse tan grande como la precedente (01-01-2018), pues ésta estuvo todavía más cerca de nosotros, a tan sólo 357.255 Kms., es decir, la de ahora está 6.141 kms. más lejos que la del primer día del año.
  • COMPARACIÓN DE LAS TRES ÚLTIMAS SUPERLUNAS                                            DIC 2017 / ENERO 2018
    PLENILUNIO FECHA/HORA PERIGEO FECHA/HORA DIFERENCIA TIEMPO DISTANCIA TIERRA ORDEN CERCANÍA
    03 DIC 2017   11:48 04 DIC 2017  04:42       357.497 kms.  (-) 16h / 54m 360.247 kms. 2
    01 ENE 2018   22:25 01 ENE 2018 18:03            356.566 kms. (+) 04h / 22m 357.255 Kms. 1
    31 ENE 2018   09:28 30 ENE 2018 05:56      358.998 kms. (+) 27h / 32m 363.396 kms. 3

    Como se desprende del cuadro anterior, aún cuando el actual Plenilunio es considerado técnicamente una Super Luna, pues su distancia de la Tierra es menor de 367.000 kms. y ocurre a menos de 36 horas del Perigeo, no llega a tener la apariencia tan voluminosa como las dos anteriores (1 de enero y 3 de diciembre).

  • LUNA AZUL. Estamos ante una circunstancia poco común: la presencia de dos plenilunios en un mismo mes calendario. No ocurría algo de esta naturaleza desde el 31 de julio de 2015. Suele presentarse cada 2.5  – 3 años aproximadamente, en meses de 31 días. En esta oportunidad, por suceder el último día de enero y que febrero no tiene sino 28 días, el próximo mes de marzo volverá a darse la misma circunstancia. Este año tenemos dos Lunas Azules consecutivas; evento más raro aún, que no había ocurrido en el presente siglo, ya que la última vez se presentó en los meses de enero y marzo de 1999 (hace 19 años).

 

El término Luna Azul, no tiene nada que ver con el color aparente de esta Luna, ni con los fenómenos físicos de su ubicación con respecto a la Tierra, sino con la traducción del inglés (Blue Moon). El término “blue” (blwe) es una especie de  abreviación de belewe (ahora betray), que en inglés antiguo quería decir traidor. Se le daba así una connotación de traidora a la Luna, por colarse por una segunda vez en el transcurso del mismo mes, cuando en realidad la verdadera traición era la utilización de un calendario no lunar (gregoriano), que posibilitaba que eso pasara, hecho por demás contradictorio; ya que la denominación mes en castellano, proviene del latín “mensis” derivado a su vez del griego “mene” que significaba Luna; al igual que en inglés, la palabra month se deriva de moon (luna), e incluso en rumano la palabra luna se traduce al castellano como mes. Por tanto, se consideraba contrario a la lógica y a la costumbre que un mismo mes hubieran dos lunas; así, a la segunda de ellas era considerada una especie de traición al sentido común.

ÚLTIMAS 9 LUNAS AZULES

FECHA         HORA POSICIÓN ZODIACAL
31-1-1999 12:08 11° LEO 20’
31-3-1999 18:50 10° LIBRA 46’
30-11-2001 16:50 08° GÉMINIS 43’
31-07-2004 14:06 08° ACUARIO 51’
31-12-2009 15:14 10° CÁNCER 15’
31-08-2012 09:59 08° PISCIS 34’
31-07-2015 06:44 07° ACUARIO 56’
31-01-2018 09:28 11° LEO 37’
31-03-2018 08:38 10° LIBRA 45’
  • LUNA ROJA o de SANGRE = ECLIPSE TOTAL DE LUNA. Apenas dos minutos después de su plenitud, nuestro satélite queda en el punto central de la sombra emitida por la Tierra, al estar ésta atravesada en la línea de fuego que forman el Sol de un lado y la Luna en el extremo opuesto. Se produce así un Eclipse Total de Luna. Cuando se recupera la visibilidad de la Luna, las condiciones de nuestra atmósfera posibilitan la percepción de un color rojizo sobre su imagen. Por eso, se le otorga a los eclipses totales de luna el apelativo de Luna de Sangre o Luna Roja.

EL ECLIPSE TOTAL DE LUNA

A las 09:30 del miércoles 31 de enero (hora de Venezuela) la Luna estará totalmente oculta. Fenómeno que no podrá apreciarse en Suramérica, por impedirlo la luz diurna, sino en la noche de ese mismo día, en las regiones de Asia, el Pacífico y Australia, donde para ese momento ya será de noche ; y en horas previas al amanecer, en la región occidental de Norteamérica.  Todo el proceso de ocultamiento lunar tendrá una duración 3 horas y 23 minutos, de los cuales sólo será Total durante una hora y 16 minutos (entre las 07:48 y las 11:12, en Venezuela).

La zona del cielo en donde se hará el alineamiento SOL – TIERRA – LUNA es el eje Acuario/Leo, cuando la Luna esté pasando por los 11° 38′ de Leo. El único eclipse previo de Luna (en los últimos 318 años) ubicado en esa misma longitud zodiacal (11° Leo) ocurrió hace 19 años, el 31 de enero de 1999; aunque el de ese momento no fue Total, sino de Penumbra, ni tampoco se presentó como Super Luna, ya que el Plenilunio se produjo cuando la Luna se hallaba a 382.717 kms.; por tanto, dentro de su distancia promedio con respecto a  nuestro planeta. Aquel Eclipse sí se asemejaba al actual en lo que corresponde a la cualidad “Azul-traición” de la Luna.

EL CICLO DE LOS DOS ECLIPSES EN VENEZUELA: 19 AÑOS

El período transcurrido entre dos eclipses lunares ubicados en el mismo punto zodiacal nos indica la coincidencia entre el número de vueltas que han debido dar, tanto la Luna como la Tierra, para volverse a colocar en idénticas condiciones de alineamiento con el Sol.

La Luna tiene que dar 254 vueltas en torno a la Tierra, y ésta hacerlo 19 veces alrededor del Sol, mientras gira 6.940 veces sobre su propio eje, para que nuestras dos luminarias retornen a los mismos puntos y restablezcan las mismas relaciones entre los tres astros. Son 470 alineamientos entre los tres, de los cuales 235 en forma de Plenilunio.

En el plano terrenal podemos hablar de un período de 235 lunas, las que marcan toda una cualidad de la energía, desde su surgimiento hasta su ocaso, en las que hasta las condiciones climáticas y las fechas mantienen similares características.

Hace 19 años, cuando llegaba a su fin el mes de enero de 1999, a tan sólo 48 horas del ascenso de Hugo Chávez como Presidente Constitucional de Venezuela, se produjo -como ahora- un Eclipse (Penumbra) de Luna, que marcó el inicio de un nuevo ciclo político.

No se trataba de cualquier Eclipse de Luna, ni de cualquier alineamiento de nuestras luminarias, éste era extraordinario. Era también una Luna Azul que se alineaba con la Tierra, el Sol y Urano (el planeta de la Revolución, de los cambios drásticos) en la parte más elevada del cielo.

Un gran Triángulo de Tensión, o Cuadratura en T, dominaba el cielo, integrado por la oposición entre Marte y Saturno (conflicto con el poder) y la cuadratura de cada uno de ellos con Neptuno, que es el que le da un toque de ilusión, idealismo y locura a ese enfrentamiento con la imagen del poder. A esa hora del Eclipse, ascendía por el horizonte, el signo de Tauro, otorgándole un carácter estabilizador, fuerte, resistente y persistente; bajo el dominio de Venus en Piscis, con su toque encantador y seductor. He allí el contenido potencial del ciclo que se iniciaba.

Transcurridas las 235 lunas correspondientes, llegamos al momento presente: otro Eclipse de Luna Azul, a los mismos 11° de Leo, pero ahora como Super Luna Roja (Total). Es decir, con una intensidad superior. El ciclo llega a su fin y se transita hacia una dimensión superior.

La Luna eclipsada se alinea también con Venus, además de la Tierra y el Sol, dándole a este momento una cualidad afectiva, seductora y sensual, que se sublima en consideraciones utópicas y de pensamiento abstracto. El ejercicio del poder (Saturno) se identifica con la fuerza oculta y escabrosa (en conjunción con la Luna Negra), mientras el mediador (Mercurio) se pierde en su salto de Capricornio a Acuario, sin lograr definiciones claras ni términos precisos. Incertidumbre y oscuridad en la lucha agónica del ciclo que termina y del angustioso despertar a la consciencia de un nuevo ciclo.

Al momento del oscurecimiento de la Luna emerge por el horizonte el planetoide Quirón, erigiéndose como el ductor de esta hora. El centauro sanador, llamado a curar con dolor las heridas, extirpando lo dañado y purificando el organismo. Lo hace desde la confusión submarina de los Peces, guiados por la batuta idealista, evasiva y engañosa de Neptuno, recluido en las profundidades de su alienada psique.

COMPARACIÓN ECLIPSES DE LUNA A 11° LEO

FECHA HORA TIPO CUALIDAD PLANETA GUÍA SIGNO       ASC. DISTANCIA TIERRA
31-1-99 12:18 Penumbra LunaAzul URANO Tauro 382.717 kms.
31-1-18 09:30 Total SuperLuna           LunaAzul               LunaRoja QUIRÓN Piscis 363.396 kms.

Por su cercanía a la Tierra y su condición de cubrir totalmente a la Luna, el presente Eclipse contiene mayor potencia transformadora que el que se presentó con el inicio de la Revolución Bolivariana. En aquel entonces estábamos en el albor de un nuevo gobierno, ahora estamos en las postrimerías de un accidentado gobierno, que ha requerido de un Acuerdo con los factores de oposición y la ayuda internacional para transitar hacia una nueva elección presidencial

Así como el Eclipse del 31-1-1999 abrió las puertas del optimismo a una época impregnada de transformaciones en lo social, político y económico, el de este 31-1-2018 nos anuncia el tormentoso camino por recorrer, para superar el clima de frustración e incertidumbre que acompaña a todo aquello que fenece.

LOS MÁS AFECTADOS

La simbología de un Eclipse Lunar implica la suspensión del flujo de energía lumínica que emite nuestro satélite a la Tierra. Ello provoca una alteración de la energía. Por tratarse de la Luna, que se asocia con lo femenino, lo misterioso, lo emocional y lo nutritivo, podemos inferir que los principales cambios se presentan en el plano emocional, lo que conlleva a una modificación sustancial del comportamiento que incide en diversas áreas.

Todos los habitantes del orbe se verán afectados por este fenómeno, pero, con más intensidad en aquellos territorios en que tal condición lunar se presenta en horas nocturnas, por cuanto son sus habitantes los que percibirán de manera directa esa suspensión de las vibraciones energéticas.

Por encontrarse la Luna en el signo de Leo, aquellos individuos nacidos en la fecha en que el Sol transitaba por allí, son los que de forma directa serán más afectados. También quienes tengan el Ascendente, o algún otro astro o punto astrológico en esa área, recibirán el impacto del Eclipse.

Los nacidos alrededor del 3 de agosto son los más afectados, por su posición solar de nacimiento; pero, también los del 31 de enero-1 febrero porque la Luna estará en el punto opuesto; en menor medida también podrán verse afectados los que nacieron con el Sol a 11° de Tauro o a 11° de Escorpio (los dos puntos medios de la oposición Sol/Luna) ; esto es, los que nacieron alrededor del 1 de mayo y del 3 de noviembre.

 

 

EL PRIMER NOVILUNIO

El martes 16 de enero se produce el primer Novilunio del año 2018. Las condiciones astrales de ese momento representan el cúmulo de energía cósmica que se desplegará a lo largo de todo el período.

A poco menos de dos horas para que concluya el día se juntan el Sol y la Luna, en el mismo punto zodiacal (26° de Capricornio), comenzando así una nueva relación entre nuestras dos luminarias.

Este nuevo Ciclo Sinódico Lunar es sumamente importante, ya que alcanzará su máximo desarrollo dos semanas más tarde, cuando la Luna en plenitud se ocultará al pasar por la sombra que emite nuestro planeta, provocando el primer Eclipse Total de Luna de este año y la segunda Luna Llena del mismo mes, fenómeno que recibe el nombre de Luna Azul (Blue Moon).

Este mismo Ciclo Lunar terminará un mes más tarde, el jueves 15 de febrero, cuando se vuelvan a unir nuestros dos faros celestiales, provocando esta vez un Eclipse Parcial de Sol. Esa es la oportunidad en que la cultura oriental celebra el inicio de la declinación de la estación invernal y determina el comienzo de un nuevo año: El Año Chino del Perro de Tierra.

LOS PROCESOS DE MUERTE

El mapa astrológico de este Primer Novilunio nos ofrece pistas acerca de las experiencias terrenales que se desplegarán a lo largo de todo el año. Una concentración del 40% de de los astros en la cuadragésima parte de la esfera zodiacal: PlutónSolLunaVenus, todos ellos ubicados en una longitud de apenas : entre los 19° y 28° de Capricornio. El planeta Urano sobre la cúspide de la Casa octava, y en ángulo de 150° con Marte, en Escorpio.

La posición de Plutón junto a Sol, Luna y Venus; la casa octava y Escorpio representan una energía asociada con la Muerte, la transformación y el renacimiento, que marcan este nuevo ciclo lunar que se expresará con dos eclipses (de Luna y de Sol) que también se relacionan con cambios drásticos.

2018: UN AÑO DE GRANDES CAMBIOS

El mapa astral de este primer Novilunio nos anuncia que las condiciones generales de este año Dos Mil Dieciocho  conlleva situaciones y experiencias relacionadas con procesos colectivos de transformación.

 

FASE TERMINAL

EL AMOR, LA MUERTE Y EL TIEMPO.

Cuando el Sol se sumerja por el horizonte occidental, en la tarde del lunes 8, desde lo más alto del cielo podrá observase a la LUNA con media cara iluminada, precisamente aquella que mira hacia occidente. Habrá comenzado entonces la ÚLTIMA FASE de su ciclo sinódico.

A las 18 horas y 26 minutos de ese día es el momento exacto del primer CUARTO MENGUANTE de este 2018, cuando la LUNA forma un ángulo exacto de 9con el SOL. Con ella comienza la noción de término, acabamiento, disolución, final y muerte. Durante OCHO días y CUATRO horas (menos 8 minutos), la LUNA irá disminuyendo su tamaño, luminosidad y presencia nocturna hasta desaparecer completamente de la bóveda celeste.

Se trata de un MENGUANTE especial: La LUNA desde Libra, símbolo del Otoño (la vida que va acabando) no sólo crea un ángulo crítico con el Sol, sino que lo hace también con los dos planetas que lo escoltan: Venus y Plutón.

En la noche del martes 16 (22:18), LUNA y SOL ocuparán la misma posición sideral: 26° (2+6=8) 54′ (5+4=9).

Ese lapso: entre el lunes 8 en la tarde y el martes 16 en la noche: un poco más de OCHO días será el tiempo adecuado para las finalizaciones. En ese período ocurre, adicionalmente, una GRAN CONJUNCIÓN de TRES ASTROS: SOL/VENUS/PLUTÓN, el martes Nueve de enero, entre las 04:03 y las 05:31 de la madrugada.

Desde el viernes 12, a las 18:30 hasta el martes 16 a las 22:18 (4 días, 3 horas y 48 minutos), la Luna Menguante estará en su etapa BALSÁMICA, en la que propicia los procesos sanadores, de duelo o consciencia de pérdida, que implica toda muerte o terminación.Se inicia esa sub-fase de purificación, cuando nuestro satélite esté transitando por los 08° de Sagitario.

EL OCHO Y EL NUEVE

Nótese cómo se repiten en el deambular de la LUNA de esta semana los números OCHO y NUEVE.

AÑO 18: último número OCHO y que sumado da NUEVE.

DÍA 8: del mes 1, que sumado también da NUEVE. 

HORA 18: último número OCHO y que sumado da NUEVE.

A los OCHO días termina el CUARTO MENGUANTE, para iniciar la LUNA NUEVA.

El CUARTO MENGUANTE se produce con la LUNA a 18° de Libra y el SOL a 18° de Capricornio.

La LUNA BALSÁMICA se inicia de los 08° de Sagitario (el signo número 9 del zodíaco).

La LUNA NUEVA ocurre a 26° (2+6=8) y 54′ (5+4=9) de Capricornio.

El Número OCHO, en astrología corresponde al signo de ESCORPIO, que se asocia con cambios profundos, los procesos de transformación, el mundo oculto y la muerte.

El planeta regente de Escorpio es PLUTÓN. Ese astro, asociado con el dios del mismo nombre, es identificado con lo que termina, las rupturas de fondo, el punto final, la muerte.

La casa VIII, en el mapa natal astrológico, se relaciona con lo que se acaba, las pérdidas, las transformaciones personales, la intensidad emocional, la sexualidad y la muerte.

El Número NUEVE: es el último de las cifras simples, que se asocia con la plenitud y el fin de un ciclo: es decir, con lo que se acaba, termina o muere, para renacer o reiniciar una nueva etapa de vida. Se le asocia con lo circular, donde algo empieza y termina al mismo tiempo, el ciclo completo…

 

 

El DIECIOCHO (1+8=9) es el número que le corresponde a la LUNA en las cartas del Tarot.

Este año 2018 es un año muy LUNAR, pues comenzó con una SUPER LUNA, el 01-01-18, y seguirá con dos Lunas Azules consecutivas, y dos Eclipses Totales de Luna.

LA TRIPLE CONJUNCIÓN DEL NUEVE

El MARTES NUEVE se presenta en el cielo el evento astral más significativo de esta semana Menguante: la conjunción de tres astros en CAPRICORNIO.

VENUS alcanza al SOL y se fusiona con él. Punto de máximo desarrollo del ciclo de VENUS, iniciado el pasado 25 de marzo, hace 9 meses (41 semanas o 290 días). En estos días, esa brillante estrella que nos anunciaba la salida del Sol, deja de verse, para cambiar de posición en el cielo y convertirse tiempo después en la que anuncie la llegada de la noche. Es el planeta más cercano a la Tierra. Una hora después de esa unión con el SOL, se junta con PLUTÓN, el más pequeño y alejado de los planetas, formando un TRÍO de extraordinaria fuerza a 19° de Capricornio.

La triple conjunción del martes 9 nos conecta con tres personajes que forman parte de la existencia terrenal: el Amor, representado en VENUS; la Muerte, representada por PLUTÓN; y el Tiempo, esa dimensión en que transcurre una vida, que surgió del Amor y concluye con la Muerte.

El Tiempo, lo que va del nacimiento a la muerte, se relaciona con la época del año en que el Sol transita por el signo de Capricornio; período que comienza con el Solsticio de Capricornio y en el que se contabilizan los años (Calendario Gregoriano). Es el período en que suele haber mayor consciencia de la duración, esto es, de la dimensión temporal.

En suma, esta semana en que va feneciendo el ciclo lunar y que Plutón, el astro que consume con su fuego infernal lo que debe cesar, para transformarlo en nueva vida, se junta -desde la borrascosa cumbre capricorniana- con la conjunción del Sol creador y la fuerza engendradora del Amor (Venus).

Todos los signos de esta semana señalan que entramos en la Fase Terminal de un ciclo que llega a su final, impregnado de sentimientos. No es de extrañar que un personaje de la vida real concluya en estos días su periplo vital, provocando consternación y dolor en el Alma Colectiva, como expresión concreta de las actuales manifestaciones astrales.

La Muerte del Tiempo del Amor. El Amor del Tiempo de la Muerte. El Tiempo de la Muerte del Amor. El orden de los factores no altera el producto.