SIGNO DEL MES: PISCIS

                                                     Del 18 de febrero al 20 de marzo
                                            Condiciones y características del Signo

Este año el Sol recorre el signo de Piscis desde el mediodía del domingo 18 de febrero hasta el mediodía del martes 20 de marzo.  Es la última zona zodiacal transitada por el Sol cuando regresa desde el Sur, antes de llegar al ecuador terrestre. A los nacidos durante este período se les atribuyen las características de personalidad del signo de Piscis, un par de peces que nadan en sentido contrario en las profundidades del mar. Son personas dotadas de una inclinación natural hacia el idealismo, el desprendimiento, el sacrificio y la evasión.

Piscis se asocia con el elemento agua, relacionado con los sentimientos, las emociones, la empatía y la adaptación. Le corresponde la cualidad mutable, que se identifica con la inconstancia, el cambio de percepción y la ambigüedad. El regente del signo es Neptuno, el planeta que representa los sueños, las fantasías, la ilusión, la confusión y los procesos inconscientes. Es un astro identificado con la pérdida del sentido de realidad y la entrega al mundo espiritual.

Los que han nacido bajo la imagen de los Peces, un signo dual que se mueve con las corrientes oceánicas, pareciera que no tienen un rumbo fijo, sino que se dejan llevar por las emociones del momento.

Los nativos de Piscis dan mayor importancia a sus vivencias internas que a la realidad externa, o a los asuntos materiales, porque para ellos lo más atractivo es alcanzar la plenitud de sus sueños y aspiraciones. La imaginación es su facultad mental más desarrollada, que les permite exhibir una gran creatividad, luchar por grandes ideales de amor y justicia, y renunciar a sus intereses personales, en pro de quienes estén más necesitados de su ayuda.

Los piscianos se dedican a profesiones y oficios en los que puedan canalizar su vocación de servicio a los demás, tales como sanadores, psicólogos, psiquiatras, enfermeros, religiosos, trabajadores sociales, místicos, escritores, artistas, músicos, bailarines, psíquicos, magos o ilusionistas. Se adaptan bien a las condiciones de reclusión (hospitales, monasterios, cárceles) o a la vida ermitaña.

Los nativos de Piscis son muy románticos y sueñan con establecer relaciones sentimentales que les permita entregar su vida al amor, por lo que se enamoran con facilidad de personas inaccesibles o viven amores imposibles, los que puede conducirles con facilidad a la desilusión o la depresión. Se llevan bien con personas sensibles e introvertidas como los de Cáncer; apasionadas, intensas y consecuentes, como los Escorpio; y se complementan con seres más pragmáticos, realistas, sacrificados y autosuficientes, como los de Virgo.

Las personas de Piscis son solidarias, serviciales, abnegadas, soñadoras, influenciables, creativas, espirituales y se desconectan del mundo real con facilidad. Les hace falta estructura, suspicacia, vivir el presente y asertividad. Aunque son generosos y desprendidos, muchas veces se encierran en sus propios pensamientos, temores o deseos, pareciendo estar ausentes.

 

Anuncios