EL MEDIODÍA DEL AÑO

 

mediodiaA la salida del sol en territorio suramericano (06:22 hora venezolana), al mediodía en la región europea, del 21 de junio se produce el fenómeno geoastronómico del Solsticio. Se convierte en el día más largo en el norte y el más corto en el Sur. Se inicia la estación climática del Verano, en el norte y del invierno, en el Sur.

Llegamos al momento culminante del recorrido solar anual. En realidad es nuestro planeta el que está haciendo tal recorrido alrededor del Sol. Tardamos en dar la vuelta en 365 días y un cuarto. En ese lapso, debido a la inclinación del eje terrestre, los rayos solares van cayendo directamente en distintas zonas del planeta, unas veces más al norte y otras más al sur, y en dos oportunidades en la región ecuatorial. Es así como vemos que el Sol va variando continuamente su posición en la esfera celeste.

Al tratarse de un movimiento contínuo, no puede indicarse que haya una fecha de inicio y otra de finalización; pero, debido a la necesidad de organización del tiempo y de las actividades humanas, se ha identificado el momento extremo como el de inicio (y al mismo tiempo de término) del ciclo completo anual, cuando las condiciones climáticas expresan temperaturas más bajas y la luminosidad es mínima, esto es: el invierno. Como la mayor parte de la población vive en el norte, y desde esos territorios se ha pretendido siempre dominar el mundo, el invierno del norte ha sido la referencia impuesta para indicar el comienzo del ciclo anual.

tamborDesde tiempos remotos se consideró el fenómeno del solsticio invernal, período frío y oscuro, como el de carencia de la energía vital, y al que simbolizaba esa energía se le personificaba como una deidad suprema. Así abundaron los ritos, festejos y sacrificios invocando el retorno del dios Sol, que acudía de nuevo a la Tierra, para traer vida, alimentos, calor y luz. Así, seis meses más tarde de aquellas celebraciones invernales se rendía culto nuevamente  la divinidad solar, a través de fiestas, música, canto, bailes y derroche de alegría.

El solsticio, como momento de extremismos, es un período de celebraciones en los grupos humanos, tanto en invierno para pedir, como en verano para agradecer, por la vida, representada en el Sol. Con la instauración del poder e influencia de la Iglesia Católica se quiso transformar el ritual pagano en una festividad religiosa, tratando de convertir a Cristo en figura central, representada por el Sol. Por eso, en el Invierno se celebra la Navidad (el nacimiento del Sol-Cristo) y en el verano la natividad de su precursor y anunciador, Juan el Bautista.

LOS CICLOS DEL TIEMPO

Los dos movimientos de nuestro planeta, el de rotación y el de traslación, han servido al ser humano para determinar los ciclos temporales. Así, el tiempo que tarda la Tierra en girar sobre su propio eje (casi 24 horas) es denominado día; mientras el período en que se traslada alrededor del Sol (algo más de 365 días) es llamado año. De esa forma podemos vincular ambos movimientos cíclicos.

solsticio

Al relacionar y comparar los dos ciclos podemos establecer una analogía entre ellos. El momento del día en que el Sol se ubica en lo que sería el fondo del cielo (nadir), conocido como medianoche equivale al invierno, mientras que cuando el Sol asciende hasta lo más alto del cielo (cénit), lo cual sucede al mediodía, correspondería al verano. De la misma manera, la aparición del sol por el este (alba) equivale a la primavera anual, en tanto que el ocultamiento del sol por el oeste (ocaso) corresponde al otoño del año.

El Solsticio de verano en el norte, que se produce en el 21 de junio, representa pues la llegada a la mitad del período anual, a la culminación del recorrido solar, iniciado hace un semestre. Ahora comienza a descender la transmisión de los rayos solares hacia los territorios ubicados por debajo del paralelo 23, en el hemisferio norte; hasta que posen directamente sobre el ecuador, en el venidero mes de septiembre. Hemos llegado no sólo a la mitad del año, sino también a la mitad del período en que el sol recorre la zona norte de nuestro planeta.

TRÓPICO DEL CANGREJO

tropicosEl paralelo 23.5° del hemisferio norte es una linea imaginaria que representa el punto más septentrional de nuestro planeta en donde se perciben perpendicularmente los rayos solares, lo cual coincide con el momento en que desde nuestro planeta observamos, como telón de fondo sideral del Sol, la figura imaginaria de la Constelación del Cangrejo (Cáncer). Por eso, en el mismo instante en que se produce el solsticio veraniego en el norte, se da inicio a la etapa en que el Sol es percibido recorriendo el signo zodiacal de Cáncer.

Desde el amanecer del 21 de junio hasta el atardecer del 22 de julio (horario suramericano) se manifiesta este año la cualidad energética del signo de Cáncer. Un signo asociado al elemento agua, con una condición cardinal y que está regido por la Luna. Predomina lo emocional, la sensibilidad, el temperamento voluble y la influencia del entorno en el estado anímico de las personas.

cancerEl cangrejo es un animal que habita en las zonas húmedas cercanas al mar, que tiene una caparazón que lo protege, unas tenazas para su defensa y un desplazamiento rápido hacia atrás y hacia los lados. De la misma forma, los nacidos en este período del año, en el que el Sol es más fuerte en el Norte y está más escondido en el Sur, suelen ser personas emotivas, con tendencia a protegerse de la acción del ambiente y con mucha sensibilidad para percibir lo que está sucediendo a su alrededor. Hay en ellos una marcada tendencia a guardar dentro de sí sus vivencias y a protegerse del ataque externo, manteniendo en su memoria, siempre viva, aquellos recuerdos.

Así como la Luna representa la maternidad, la capacidad de brindar protección, nutrir y proveer seguridad emocional, los hijos e hijas de Cáncer suelen ser también seres muy acogedores, maternales, proveedores, nutritivos y protectores. Los valores familiares, las experiencias de la infancia y la identificación con sus raíces, extendido al territorio y paisaje que los vio nacer y a la noción de Patria, constituyen elementos fundamentales de su manera de ser.

Desde el solsticio del pasado año hasta mediados de julio próximo el planeta Júpiter ha estado instalado en este signo zodiacal, como ocurre cada doce años. El más voluminoso de los planetas, que simboliza crecimiento, expansión, derroche y exageración, que representa la generosidad y la magnanimidad, pero también la Justicia y la Ley, le ha dado a Cáncer una fuerza extraordinaria durante este período, dominado por la sensibilidad y por el desbordamiento de emociones y pasiones.

Desde este signo, Júpiter ha tenido un rol protagónico, entrando en conflicto con Urano, en Aries, con Plutón, en Capricornio y con Marte, en Libra; generando las condiciones para cambios radicales y acentuando los temores por la incertidumbre ante el porvenir. Cual cangrejo encapsulado bajo su caparazón, y con las tenazas dispuestas al ataque, así se ha manifestado el ambiente colectivo de la humanidad.

Con el solsticio de este año tan peculiar, nos preparamos para una nueva etapa en el desarrollo del Destino humano. Es el tiempo para honrar al Sol en su majestad y confiar en que en los días por venir permitan haber asimilado la lección canceriana de este año y prepararnos para una mejor evolución en Consciencia, superando nuestros propios límites y avanzando creativamente hacia niveles superiores.meditación

Anuncios

LA COPA MUNDIAL DEL AUTOGOL

DE PLENILUNIO A PLENILUNIO

dos lunas

La misma noche en que comienza la Copa Mundial de Fútbol, cual balón inmaculado, se mostrará la immensidad de la Luna, atravesando el signo de la Saeta.

Día de fuerte confrontación entre el Sol y la Luna. Entre el Día y la Noche. Entre el Norte y el Sur. Entre Oriente y Occidente. Entre Géminis y Sagitario.

En ese mismo momento también combaten, a todo dar, Venus y Saturno: la joven diosa del Amor y la Belleza contra el anciano inmortal del Poder y la Autoridad. Se enfrentan el sensual encanto seductor y el severo control castrador. Lucha también entre el voluminoso y enfurecido Toro contra el astuto Alacrán, escondido y venenoso.

Un evento Mundial, en el campo futbolístico, que enciende las pasiones, aviva las controversias y acapara la atención. La agresividad y la violencia se visten de gala deportiva y se sublima la lucha por el Poder y el Control, con cara de heroísmo, con figura de gladiadores, con afán de victoria.

En el Fútbol se integran fortaleza física y resistencia anímica, con destreza y estrategia grupal. Se trata de una batalla, de una pelea de fuerza y de astucia, de un combate, donde destacan talento individual y labor colectiva; donde se mezclan querer, poder y saber.

                                                                                                                                BRASIL 2014

mundial brasil14Esta Copa del Mundo pasará a la historia como la Copa de los antagonismos, como la competencia de los altibajos y contradicciones, como meca de la mercadotecnia. Combinación entre deporte y mercado, entre alucinaciones y turismo, entre nacionalismos repletos de pasión, diversión, entretenimiento y huída.

La realidad se coloca entre paréntesis, el balompédico carnaval carioca oculta la miseria cotidiana, los templos deportivos sustituyen a las iglesias, la confrontación se hace juego, y el juego se torna en seria contienda de intereses. Es un Mundial patrocinado por el dios Hermes, el que dirige el Mercado, el experto de la trampa, el inventor del dinero y el que manipula la comunicación global.

Es una Copa caracterizada por el dominio de Mercurio Retrógrado, generador de confusión y controversia, fabricador de ilusiones, engañador de oficio. El día final alzarán el Trofeo los triunfadores visibles y se frotarán las manos los ganadores invisibles.

 

                                                                    EL AUTOGOL COMO SÍMBOLO

Desde el pasado sábado 7, el diminuto planeta, el más próximo al Sol, el que recorre más velozmente su órbita, comenzó su segunda etapa retrógrada del año. Esta es la más prolongada (25 días) y la única que ocurre en un signo del cual es su regente (Géminis); eso la convierte, en la más difícil y contradictoria de las tres, en la que mejor expresa la confusión y la que estimula más los conflictos comunicacionales. La que ofrece mayores distorsiones.

autogol

Los primeros 56 partidos, de la ronda eliminatoria y octavos de final, se jugarán bajo los auspicios de este Mercurio Reaccionario. La fase definitoria de cuartos de final, semifinales y final, quedarán libres de su malévola interferencia . Llegaremos a la Final con el Sol canceriano, la segunda Luna Llena, ahora visitando Acuario, Júpiter despidiéndose de Cáncer, y Mercurio retornando (ahora en avance) al mismo signo del Cangrejo, que anda en movimiento hacia atrás.

El peso de la memoria, asociada a la retrogradación, y a la triple fuerza de Cáncer, se sentirá en la fase definitoria. Regresarán los recuerdos de contiendas pasadas y renacerán revanchas y venganzas. Es un Mundial conectado con vivencias del pasado. La lección que Mercurio nos ofrece ahora es que toda tarea pendiente siempre tiene la oportunidad de ser saldada.

Si hubiere una imagen que mejor contenga la condición retrovisora de este Mercurio futbolístico no sería otra que la del Autogol. Ese balón que en lugar de introducirse en la malla del adversario, regresa a la propia, debido a la falta de comunicación entre los defensas. El Autogol, es un auténtico Gol Retrógrado, nacido de la confusión, y que desemboca en alguna escena o deuda pretérita. Quizás sea el mundial con mayor cantidad de autogoles; pudiera ser también que sus resultados deportivos y no tan deportivos (financieros, comerciales, mediáticos, sociales o políticos) produzcan algunos autogoles. Bajo este Mercurio mundialista lo inverosímil puede hacerse real.

mercuretro                                                                                         

                                                        RETROEDICIÓN MUNDIAL

La condición retrógrada de Mercurio nos permite retomar experiencias previas, volver la vista al pasado y revivir emociones idas. No es casual, por tanto, que la Copa del Mundo retorne al lugar donde se dirimió por vez primera: la costa atlántica suramericana; ni que se efectúe en el mismo país en que se produjo aquel inesperado triunfo de la selección celeste contra su anfitrión, hace 64 años; tampoco sería extraño que vuelva a dilucidarse entre dos oncenas sureñas, ni que saliera vencedor el equipo menos favorecido según los entendidos.

Se inicia la cita mundialista con la contienda Brasil-Croacia, Sur contra Norte, América Latina vs. Europa. Síntesis de lo que será todo el evento. Dos selecciones que representan países muy emblemáticos de la hora presente. Brasil, dispuesto a demostrar que es capaz de organizar la Copa y que sigue siendo una gran potencia futbolística; y Croacia, nación emblemática en la controversia que hoy sacude modelos opuestos, que luchan por la supremacía ideológico-política de esta segunda década del siglo XXI.

En tiempos de protestas sociales y reivindicaciones económicas, en medio de un proceso preelectoral en la tierra de la samba, y bajo atmósfera globalizada y mediatizada, tendrá lugar la competencia más concurrida y más compleja de la Historia. Largas distancias entre sedes, paisajes y climas variados, temperaturas y condiciones diversas albergarán a los guerreros del balón. Pronósticos caídos y resultados imprevistos, contiendas inéditas y surgimiento de héroes desconocidos. Todo conducido bajo la guía de Mercurio Retrógrado.

                                          LAS TRES FASES MERCURIANAS DE ESTE MUNDIAL

mercurioretro

En el lapso de un mes, desde la Luna Llena inaugural hasta el Plenilunio de la Final, Mercurio mostrará tres caras diferentes. Su ciclo de 119 días, dividido en cuatro fases, permitirá que el pequeño astro se comporte de tres formas distintas durante el mundial:

FASE DECADENTE

Arranca la Copa en la última fase del actual ciclo mercuriano. Un Mercurio en reversa que se hace visible sólo poco después del ocaso. Símbolo de la necesidad de retrotraerse, de introspección y de pérdida de rumbo. Es el Mercurio que nos acompaña en la primera semana del Mundial. Posible período de resultados inesperados, de jugadas insólitas y de pifias arbitrales.

EL  NUEVO CICLO

El 19 de junio, cuando comienza la segunda semana mundialista, se junta Mercurio con el SOL. El brillo solar impide la visión del planeta, al estar alineados Tierra/Mercurio/Sol. Es el inicio de un nuevo ciclo, que se prolongará hasta el 16 de octubre. Comenzará a mostrarse poco a poco como una estrella anunciadora del día, que surge por el Oriente, poco antes del alba, aunque sigue retrogradando y alejándose del Sol. Dos días antes de comenzar este período habrá reingresado a su signo natural, el de los gemelos. Esta fase durará hasta el primer día del mes de julio. Con esta modalidad mercuriana pueden surgir nuevas figuras y crearse nuevas expectativas para equipos que en la semana anterior se daban por eliminados. Es tiempo de previsiones y estrategias.

FASE DE LAS DEFINICIONES

Comenzará el séptimo mes del año con Mercurio en posición de avance, recupera su marcha y se lanza en persecución del Sol. Es equivalente a un Cuarto Creciente. Ahora el planeta muestra mejor su habilidad para armar la estrategia, para dominar la escena y para recuperar su propio estilo. El mismo día de la Finalísima se produce su nuevo ingreso en Cáncer, para darle un toque distintivo y más emotivo, con sabor a revancha, para bajar el telón. Con esta tercera fase del nuevo ciclo mercuriano debería expresarse mejor la calidad futbolística integradora del lucimiento individual y la labor colectiva. Puede esperarse un campeón que repite y una victoria vengativa. La Copa Mundial podría quedarse en el Mercosur.

MERCURIO RETRÓGRADO EN DATOS

Días totales de retrogradación: 25 (del 7 Junio al 1 de julio).

Estancia en signos: 11 días en Cáncer y 14 día en Géminis.

Conjunción con el Sol: 19 de junio.

Nuevo ciclo: 119 días (del 19 de junio al 16 de octubre).

Como estrella occidental vespertina: hasta el 19 de junio.

Como estrella oriental matutina: desde el 19 de junio.

Inauguración de la Copa Mundial: con Luna Llena y Mercurio retrógrado en Cáncer.

Fase de grupos y octavos de final: Mercurio Retrógrado en Cáncer (7 al 23 junio) y en Géminis (23 junio al 01 julio).

Cuartos de final, Semifinal y definición 3° y 4°: Mercurio directo en Géminis (1 al 12 de julio).

Gran Final de la Copa Mundial: con Luna Llena y Mercurio directo en Cáncer.
copamundi