LA SACUDIDA SEPTEMBRINA

sept

Desde la perspectiva del Calendario occidental cristiano, universalizado en los últimos cuatro siglos, estamos entrando en el noveno mes del año 2014. El nombre con el que se le designa, proviene del antiguo calendario juliano, en el que se le denominaba “séptimo” (septembris), pues originalmente era considerado el séptimo período de 28 días contínuos, a partir de la entrada de la primavera, en el hemisferio norte. Cada uno de esos períodos recibía el nombre de “mensis” término latino heredado de la lengua indoeuropea, con el que se hacía referencia a nuestro satélite -la Luna- que se le conocía como “mene”. Así pues, el período de un mes se relaciona con el movimiento de traslación de la Luna alrededor de la Tierra, recorriendo el zodíaco (27,3 días), conocido como mes sidéreo (por su vuelta sideral) o en reencontrarse con el Sol en el mismo punto zodiacal (29,5 días), conocido éste como mes sinódico (sínodo: reunión o encuentro). La media entre ambos tipos de meses es de 28.4 días. Es decir, que un año contiene, de hecho, 13 meses lunares (en lugar de 12), pues trece son las vueltas que da la Luna a la Tierra y trece sus encuentros con el Sol, en el período en que nuestro planeta da una circunvalación completa al Sol (365,25 días).

papa gregorio xiiiBajo el pontificado del Papa Gregorio XIII, la Iglesia Católica impuso el denominado “Calendario Gregoriano” desde el 4 de octubre de 1538, que fue siendo adoptado progresivamente en la mayoría de los países, incluyendo a China, Rusia y Turquía, en el siglo pasado. El calendario posee algunas incongruencias como las que nos ocupa (llamar séptimo al noveno mes, por ejemplo) o fundarse en el criterio del nacimiento de Cristo para contar los años, cuando ya es sabido que se basó en un cálculo errado, pues el personaje histórico de Jesús de Nazareth, había nacido en realidad unos 4 años antes de la fecha que se le atribuía, que además no ocurrió un 25 de diciembre. Pero, fue a fines del siglo XVI, cuando se sustituyó el calendario juliano por el gregoriano, tiempo en que el poder e influencia de la Iglesia Católica en buena parte de Europa era determinante, y luego se propagó más allá de sus fronteras naturales, bajo el dominio colonial europeo.

Así, nos encontramos con que septiembre no es el séptimo mes del año calendario (sino el 9°), que la duración de los meses no es variable, sino riguroso (28,4 días), que por tanto no son 12 los meses que tiene un año (sino 13), y que no han transcurrido 2014 años desde el nacimiento de Cristo (sino 2018, por lo menos). De tanta confusión entre la realidad en que se sustenta la medición del tiempo y las denominaciones formales que los seres humanos otorgamos a esos fenómenos, podemos concluir que nuestra conexión con la fechas a las que hacemos referencia son meras convenciones para entendernos, a la hora de referirnos a determinados sucesos.

Más allá de las denominaciones y términos que empleamos para designar los aconteceres cíclicos, lo más significativo es conectarnos con los eventos cósmicos, tal y como ocurren, en relación con nuestros propios procesos individuales y colectivos. Este mes (septiembre) comprende dos meses zodiacales, pues en este lapso el Sol transita tres semanas por Virgo y una por Libra. Y, aunque en teoría sea el noveno mes del año, en la práctica estaremos llegando a la mitad del año astral. El día 22 (a las 22 horas de Venezuela) los rayos solares caerán perpendicularmente sobre el ecuador terrestre. En ese instante, el Sol culmina su estadía por el hemisferio norte y comienza su recorrido por el sur; fenómeno geoastronómico conocido como Equinoccio (de Otoño en el norte, o de Primavera en el sur). A partir de ese momento se inicia el segundo mes zodiacal, el que corresponde al signo de Libra, modificándose la energía y tónica de las relaciones interpersonales.

LOS OTROS CAMBIOS DEL MES

Además de vivenciar el recorrido solar por dos signos zodiacales y comenzar la segunda mitad del año astral, durante este septiembre experimentaremos también una Luna Llena (Piscis), una Luna Nueva (en Libra), el paso de Mercurio por tres signos (Virgo, Libra y Escorpio), de Venus por dos (Leo y Virgo) y de Marte por otros dos (Escorpio y Sagitario); el planeta Plutón, regente de Escorpio, dejará de retrogradar, comenzando su avance hacia adelante (hasta abril del año próximo). En suma, son muchas las alteraciones del ritmo interplanetario que se producirán en este noveno mes del año.

SLUNA MARTE

                                              SUPER LUNA Y FURIA MARCIANA EN VENEZUELA

La segunda semana del mes se iniciará con la tercera y última Super Luna consecutiva del año. No alcanzará la magnitud que mostró el pasado 10 de agosto, pero será la 3a. más voluminosa de todo el año, por su cercanía con el perigeo.  Este enorme plenilunio tiene dos condiciones adicionales: está acompañada por el planetoide Quirón, y se ubicará en conjunción con el Plutón y el Nodo Lunar (eje de los eclipses) del mapa natal venezolano, todo ello en el signo de los Peces. Coincide además con la celebración de la aparición de la Virgen del Valle, patrona de pescadores y del pueblo costero del Oriente del país.

El planeta Marte ha tenido mucha actividad durante este año, pues en el trimestre marzo-mayo estuvo en posición retrógrada, cuando transitaba por Libra, zona opuesta a su signo natural (Aries). En los primeros 8 meses del año su potencia se ha visto constreñida debido a que tan sólo ha podido recorrer dos signos (Libra y Escorpio) ámbitos donde su naturaleza fogosa se ha mantenido limitada. A partir del sábado 13 de septiembre, cuando el Sol pase por uno de los nodos lunares y se oponga al Plutón de Venezuela, Marte ingresará en el activo, impulsivo y audaz signo del Centauro (Sagitario), aportándole al astro rojo su impetuoso poder agresivo.

La misma noche de la Super Luna septembrina, Marte concluye un nuevo retorno a la posición que tenía durante la jornada declarativa de la Independencia (5 de julio de 1811) y sobre el Ascendente de aquel momento (26° Escorpio), situación indicadora de un ambiente muy convulso y aguerrido. De hecho, durante el noveno mes del año sucedieron acontecimientos de suma importancia para Venezuela: la creación de la Capitanía General (8 septiembre 1777) e instauración de la Cuarta República (24 de septiembre 1830), con la disolución de la Gran Colombia y la promulgación de la nueva Constitución, que restablecía los linderos físicos del territorio venezolano los que definía la antigua Capitanía General de 1777. Un fallido atentado contra la vida del Libertador Simón Bolívar, en la noche del 25 de septiembre de 1828, conocida también como la “noche septembrina”, fue preámbulo de los acontecimientos que llevaron dos años más tarde a esa definitiva separación de la Gran Colombia. Históricamnente el mes de septiembre ha sido crucial en la evolución de la nación venezolana, lo cual es muy congruente con la ubicación de los nodos lunares y el rol de Plutón, en la carta astral de la independencia venezolana.

VIRLIB                                                                                            LOS DOS MESES SOLARES

En el último tercio del mes de septiembre alcanzamos el mediodía del año. Termina así, la mitad del recorrido solar por el zodíaco. El Sol se apropia de la condición transicional de Virgo. Un signo de tierra, identificado con la parte física, lo material, lo orgánico, lo funcional y lo corpóreo. A este signo se le relaciona con la salud y con el funcionamiento eficiente del organismo humano. La buena salud no es otra cosa que la armónica circulación de la energía interna del organismo. En términos de lo colectivo, es el adecuado funcionamiento de los organismos del Estado, una administración sana de lo público y una condición saludable del territorio físico. En fin, corresponde también con el fluir armonioso de la energía colectiva.

A nivel del cuerpo humano, el bloqueo de la energía que recorre la columna vertebral, incide en una baja frecuencia de las ondas de luz y calor, que luego se traduce en malestares, tumoraciones o limitación de las funciones orgánicas. En tales casos, se requiere efectuar actividad bioenergética, que remueva las trabas de la corriente energética. Una buena sacudida de la columna vertebral, con ejercicios de estiramiento muscular y movimientos físicos, pueden favorecer el equilibrio de la energía corporal y mejorar la salud física.

En el funcionamiento de la vida social se presentan situaciones semejantes a las del cuerpo humano. La estructura ósea, la médula y la columna vertebral de la res publica también pueden necesitar sacudidas y movimientos cada vez que se produzca el estancamiento del sistema productivo y se desborde la ineficiencia de las instituciones públicas, con el propósito de revitalizar la energía económica de una nación. La enfermedad de la estructura social demanda medidas de intervención que promuevan ondas de alta frecuencia que recorran todo el organismo social, fortalezcan el poder colectivo, desarrollen el flujo económico y superen la parálisis corporal, la hipertrofia de algunos órganos o su necrosis, así como cualquier otro desequilibrio interno, que pudiera poner en peligro la vida en común.

Cuando el Sol pasa la frontera del ecuador terrestre y se interna en el hemisferio sur comienza a manifestarse la cualidad librana de esta época, que se asocia con la búsqueda de la armonización y los consensos, después de haber sido sometidas las acciones al escrutamiento y análisis propios de la fase anterior. Con el Sol en Libra se facilita el reconocimiento de la otra parte, el balanceo de las disparidades y la función de la justicia y la paz social.

sag                                                                 

                                                  DE LA ACCIÓN A LA MADUREZ

En este septembrino mes, el planeta Marte pasará al signo de Sagitario. Un signo de fuego que aporta entusiasmo, fuerza y vitalidad a la energía asociada con ese planeta. Induce conductas más agresivas en la gente y promueve el afán de lucha colectivo, sobre todo, en los nacidos durante la última semana de noviembre.

El tránsito marciano por los primeros grados de Sagitario será reforzado en la última semana del año, cuando le corresponda a Saturno recorrer ese sector. Éste es un astro lento que requiere casi 30 años para girar alrededor del Sol. Por esa razón, cuando pase a Sagitario (no visitaba ese signo desde el período 1985-88) generará mayores dificultades, pondrá a prueba la capacidad de resistencia y favorecerá la habilidad para actuar con responsabilidad, ponderación y seguridad, ante los eventos externos.

En síntesis,  el tránsito septembrino de Marte sobre Sagitario, y los sagitarianos, estimulará acciones audaces y situaciones de extrema confrontación, preparando el escenario para fines de año, cuando Saturno nos conecte con mayores dificultades y nos demande serenidad, paciencia y madurez para sortear los obstáculos. Con esa más tensa condición se requerirá de auténticas sacudidas para superar la obstrucción de la energía bloqueada. Sólo así podrá recuperarse la salud del cuerpo colectivo, el flujo equilibrado del oxigeno vital por las venas de la Patria.

                                   PRINCIPALES EVENTOS ASTRALES DE SEPTIEMBRE

FECHA HORA                        EVENTO

Martes

02

01:19 Mercurio ingresa en Libra
  06:42

Luna en Cuarto CRECIENTE

Luna cuadratura Sol a 19°Sag55’

Viernes

05

12:38 Venus ingresa en Virgo

Domingo

07

22:51

PERIGEO Lunar

Luna a 358.391 kms. de la Tierra

Lunes

08

21:09

SUPER LUNA

Luna oposición Sol a 16°Pis19’ 

Sábado

13

03:47

Mercurio cuadratura con Urano

15°Lib/Ari29’

  17:28 Marte ingresa en Sagitario

Lunes

15

21:36

Luna en Cuarto MENGUANTE

Luna cuadratura Sol a 23°Gem09’

Lunes

22

20:05

Plutón DIRECTO

11°Cap00’

  22:00

EQUINOCCIO 

Sol ingresa en Libra

Miércoles

24

01:05

Luna NUEVA

Luna conjunción Sol a 01°Lib08’

Sábado

27

18:10 Mercurio ingresa en Escorpio

Lunes

29

16:23 Venus ingresa en Libra

                            Horario Oficial de Venezuela (- 04:30 GMT)

Anuncios