LA GRAN SUPER LUNA DE ACUARIO

super luna

Una Luna enorme, la más grande del año, ilumina la noche del 10 de agosto, alterando la energía físico-psíquica de los habitantes del orbe. Noche de enigmas y misterios que remueve la Consciencia de la Humanidad.

Nos toca presenciar y experimentar un evento poco común, la coincidencia de dos fenómenos astronómicos casi simultáneos (apenas 18 minutos separan a uno del otro). La alineación Sol-Tierra-Luna, traducida en  la plena y fulgurante cara visible de nuestro satélite; y el paso de esa luminaria nocturna por su punto más próximo a la Tierra.

Dos fenómenos, Luna Llena y Perigeo Lunar, presentados al unísono, creando un extraordinario espectáculo: la Luna Llena más grande del año. Durante toda la noche, si las condiciones atmosféricas lo permiten, podrá ser observada como una lámpara gigante, pues los 356.900 Kms. que nos separan de ella, permiten verla inmensa.

La conjunción de ambos acontecimientos resalta sus dos rostros: una mayor incidencia de sus efectos electromagnéticos sobre nuestro planeta y sus habitantes, así como los factores de orden simbólico con los que se asocia al satélite: expresión del misterio cautivador, de la fuerza inspiradora femenina. Manifiesta sus efectos físicos y sus consecuencias psíquicas, influyendo en el proceder individual y en la conducta colectiva.

Es sabido, y comprobado, que en noches de Luna Llena el comportamiento humano rompe sus cauces habituales, aflora su sensibilidad, altera su equilibrio hormonal, incrementa la actividad de sus neurotransmisores y se desatan sus reacciones emocionales.  Bajo la fulgurante luz lunar aumentan los índices de criminalidad y las complicaciones de salud. La narrativa fantástica lo expresa en imágenes de brujas y hombres-lobo, asociadas con la nívea luna noctámbula.

bruja luna

En el instante en que el astro nocturno refleja mayor cantidad de luz y pasa más cerca de la Tierra transita los 18° de Acuario, signo asociado con innovación, originalidad, rebeldía, y apertura de niveles superiores de consciencia. La noción de hermandad, solidaridad, amistad, convivencia y conocimiento integral adquiere relevancia. La iluminación del cielo nocturno es también símbolo de fuerza espiritual para superar la mezquindad y el egoísmo.

Durante el día domingo, Sun Day, el fuego solar brilla en la bóveda celeste y sus rayos calientan más la faz terrestre, a medianoche, la inmensidad lunar anuncia el inicio de su propio día, el Moon Day. Máxima confrontación anual entre fuerzas antagónicas, representadas por ambas luminarias. Momento oportuno para ver con mayor claridad las contradicciones, la fuerza dialéctica, la lucha de opuestos y para hacer surgir como punto de equilibrio, de encuentro, de síntesis, y de integración, a los habitantes de nuestro planeta Tierra.

 

 

Anuncios